The New Raemon: “Estoy harto de tanto pop inofensivo. No me ha apetecido formar parte de ningún movimiento”

Se puede decir que Ramón Rodríguez sigue enrachado. Metódico, trabajador… su fórmula para asombrarnos está más rodada que nunca. Tinieblas Por Fin! recupera su lado más rockero, y endurece su tono.

 

– Eres un tipo muy metódico (así me lo pareces), ¿qué tenías en la cabeza antes de entrar a componer estas nuevas canciones?
– Siempre intento que suene algo distinto al anterior,  el hecho de publicar cada año una referencia te obliga a que así sea.
– Con Libre Asociación me comentaste que quisiste buscar un sonido particular, esa telecaster, esa reverb… ¿dónde está la clave en este ?
– Era más bien nostalgia de la electricidad, estar girando varios años con una acústica puede llegar a ser algo monótono.

– ¿Qué balance haces del mismo? ¿te gustó verte tan rockero?
– Sí, es que vengo de ahí… Sucede que mucha gente me llegó a conocer más tarde y desconocían el trabajo hecho con Madee, esas son mis raíces y lo que se me da mejor.
Libre Asociación era un disco muy oscuro, muy tenebroso… y este a pesar de llamarse Tinieblas Por Fin, la voz como que ofrece más brillo. Es donde muestras tu vertiente más camaleónica.
– Intenté sintetizar en un solo disco los logros de todas las demás referencias, o sea, que este disco reflejara todos los ambientes que puedo llegar a crear cuando escribo canciones.

– En la canción Marathon Man te sueltas la melena, es una canción muy festivalera… ¿cómo te dio por ahí?
– Es que estoy un poco harto de tanto pop inofensivo, quiero decir… no me ha apetecido nunca formar parte de nada ni de ningún “movimiento”, mi máxima es hacer siempre lo que me de la gana. Es una declaración de intenciones, igual que el anterior disco. Quién quiera seguirme es bienvenido y quién prefiera cosas más dulces ya tiene los dos primeros discos, siempre estará ahí.

En La casa abandonada, con esos arreglos de cuerda, tan densos, tan pesados… creas una atmosfera un tanto obsesiva. ¿Qué sensaciones buscabas?
– Es una canción que compuse para Maria Rodés y al final me la quedé para el disco, Maria toca la guitarra eléctrica en esa pieza, además de dar con sus coros un color muy concreto que me parece magistral.

–En Galatea vemos esa misma cadencia, con arreglos esta vez de metales, da sensacion de banda, más arropada, ¿buscabas ese sonido, esa formacion de gran banda?
– Ya tengo una gran banda, soy muy afortunado y por eso mismo ya concebí el disco pensando en que iban a tocar todos ellos.

– En los adelantos que he escuchado creo que Tinieblas, Por Fin es muy politizado, aunque políticamente correcto, ¿qué encontramos en el resto?
– No estoy de acuerdo, hasta que no escuches el disco entero, especialmente el corte “Tinieblas, por fin” no comprobarás que de políticamente correcto no tiene nada. ¡Ja, ja!

– Pues el otoño se prevé más cojonudo, un segundo rescate, nuevos recortes… ¿qué piensas?
– Se pueden meter su estafa -o su rescate- dónde les quepa, no tenemos nada que ver con toda esta patraña que nos intentan colar por la fuerza, es terrorismo puro y duro, se pasan el día asustando al pueblo. La gente debería salir a la calle y posicionarse, ni queremos rescate, ni nos interesa el maldito euro, ni más cuento de la lechera… Deberíamos reiniciar todo, desde los cimientos, solo así saldremos bien parados y con la cabeza alta. Si el pueblo no quiere, el poderoso no puede, pese a que intenten vendernos la catástrofe cada milésima de segundo. Esto no va a dar más de sí, de hecho de les ha ido de las manos y lo saben. Ellos van probando y si cuela mejor, lo que ocurre es que la gente ya no tiene nada que perder y eso es muy peligroso.
– ¿Planes para el directo?
– Habrá gira, no sufran, estamos preparando todo y ensayando para que suene todo muy fuerte y muy bonito.

 

www.thenewraemon.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *