Sr. Chinarro, Presidente

Impedir que el disco termine en una estantería cogiendo polvo. Con esa máxima termina Presidente (Mushroom Pillow) el nuevo disco de Antonio Luque, el Sr. Chinarro, “es lo que le suele pasar a los productos culturales, pocos sobreviven a esa muerte final”. Sin embargo, desde El Fuego Amigo (05), Antonio vive una segunda juventud: “viene dada porque me rodeo entonces de músicos profesionales, Javi y Jordi y porque el cambio a Mushroom Pillow también funciona fenomenal, no es que nos reclamen muchísimo porque si no tocaríamos en plazas de toros, ni tampoco nuestra situación se puede comparar con la de Love Of Lesbian o Vetusta Morla, pero sí estoy contento con mi situación. De hecho no lo veo como una segunda juventud sino como la primera, antes casi que tenías que pedir perdón”, sonríe.
Con Presidente, su nuevo disco, el seminal compositor malagueño parece dar por cerrada una trilogía formada por El fuego amigo, El mundo según (06) y Ronroneando (08), y nos ofrece una visión mucho más potente y animada en sus nuevas canciones, con mayores variedades sonoras: “Es como la guerra, según conquistas un territorio tienes que seguir avanzando, si te quedas en el mismo sitio los mismos que has conquistado se vuelven contra tí. No tienes más remedio, ni en esto ni en ninguna faceta de la vida, si te repites la gente se termina aburriendo, como por ejemplo con Tindersticks que hace siglos que nadie le presta atención y eso que molaban los primeros”, asegura mientras piensa que quizás no ha habido tanto cambio como a priori aparece: “No creo que San Borondón o Vacaciones en el mar tampoco estén muy lejos de lo que solía hacer, como Del montón, del primero sí ya están un poco lejos desde luego, soy otro”, reflexiona.

REGUSTO OPTIMISTA
Aunque hay sitio para todo, con arreglos a priori ajenos como en La Lección que encajan perfectamente con otras más sonido Chinarro como El cuchillo y el pastel, la tónica son los cambios y los contrastes entre las canciones que pasan de la pasión sexual a la melanolía o al optimismo con . Él algo claro sí tenía: “Son salvajes cambios de humor. En el disco creo que hay cosas de todos los palos, aburrido no creo que sea… y en el fondo es una llamada de atención para tomarse la vida con arrojo y ver las cosas de otra manera”. La historia del título ya es conocida. Antonio usa con frecuencia herramientas como facebook y fueron los fans quienes le propusieron la idea: “En facebook me quejo, tengo una edad para quejarme  de la política o de las cosas de la ciudad en que vivo, Málaga, intentando una objetividad que a veces los propios malagueños no parecen dispuestos a tener. Alguien lo dijo de broma y luego el sello vio que tenía posibilidades para hacer ruido”, no deja de ser una coña, pero muchos lo prefiríamos: “calla, que estoy pensando de verdad presentarme”, ríe.

www.srchinarro.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *