Censurados, punk rock de nivel en su tercer disco

“¿Cuántos grupos despuntan al año? ¿uno cada tres o cuatro? Sólo La Fuga, Marea, Berri Txarrak en los últimos 10 años, ninguno más. No pretendemos nada más allá de lo que nos va pasando, lo hacemos principalmente porque nos mola a nosotros y creemos en lo que hacemos, si le llega a la gente, que nos pidan más, tenemos la suerte de poder estar, así que genial, es como el que se va a pescar o tiene una avioneta, es su hobby y no va a sacar dinero de ahí”, así de claro lo tienen estos madrileños que están presentando ahora su tercer disco, Censurados (Peer Music).
Pertenecen a una generación que tiene medios y sabe tocar, pero por falta de tiempo y paciencia, se cansan pronto, antes de ganar la suficiente personalidad como para llamar la atención. Canciones como Nada que perder, Humo, Tu ciudad o Loco sin remedio demuestran que puede haber futuro en el punk rock de nuestro país.  Que baladas como Vente y Pensando en ti ya hablan de otro tipo de composiciones. En el caso de Censurados se habla de un giro hacia Nirvana y sobre todo a Rise Against (aunque ya se decía lo mismo en sus inicios) y tampoco sea del todo cierto: “Es que es un error preguntarle  por el sonido al grupo, siempre diremos que muy bueno”, ríen, aunque asienten cuando decimos que quizás el cambio fundamental haya sido bajar el tempo de las canciones. Como resultado, hay mucha más pegada y mucha más intensidad. “Hay más horas metidas, y el punk rock típico de aquí desaparece. Hay un término medio entre el rock nacional y gente como Rise Against”, aseguran, aunque aparte de la banda de Tim McIlrath, surgen  otros nombres como The Reign Of Kindo, SUM41, Stone Temple Pilot, Temple of the Dog, Berri Txarrak o Extremoduro, que denotan variedad y buen gusto desde luego.

UN TIEMPO DESAPARECIDOS
Los años 2007-08 fueron para ellos los de presentación en sociedad. Dos discos muy seguidos, El amor todo locura y Suerte les hicieron un hueco en el panorama, quizás en exceso. Después tuvieron la valentía de parar motores, de echar la vista atrás y reflexionar los próximos movimientos, lo que les lleva justo a este momento: “Nos movimos mucho en aquella época. Llevábamos 6 años en el local hasta que salió el primer disco, te dan la oportunidad de sacarlo y giras, y otro disco y lo mismo, pero necesitas hacer las cosas con calma. Ha sido un tiempo de recapacitar, evaluar y decir con la experiencia que tenemos ahora, vamos a utilizarla y no ir a lo loco, por ejemplo para no quemar a la gente”. Quieren además invitar al público a formar parte de su street team (ver web) donde ofrecen merchandising y la oportunidad de unirse a la familia Censurados.

www.censurados.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *