El buen hacer de Pablo Galiano

Pablo Galiano nació en Madrid y aprendió a andar en el barrio que más músicos tiene por metro cuadrado, la Alameda de Osuna. Dice que allí, junto con la ayuda de su madre que cantaba a todas horas y su padre, que colaboraba con su actitud roquera a lo West Side Story, descubrió que tenía una sensibilidad especial para la música y que los instrumentos musicales le fascinaban mucho más que los coches, balones y cuadernos.

Sigue leyendo