Volador invita a un viaje sin retorno

Volador es uno de los ejemplos más claros de la calidad de las formaciones en este país, que por la dificultad del asunto no consiguió calar lo suficiente como para saltar a la primera línea del pop de este país, a pesar de contar con un disco de altura encomiable El Largo Viaje (10). Pero no por ello dispuestos a cejar en su empeño han seguido peleando y luchando por lo que ellos pensaban era buen material, así es como Warner centró sus ojos en los zaragozanos, sabedores del potencial de unas canciones intimistas, de grandes letras y melodías que calan cual tormenta de verano, esa que se desata en una reedición de lujo que aparece por estas fechas: “Supone dar una nueva oportunidad a las canciones y darnos a conocer, porque si no hay apoyo detrás es muy difícil salir entre esa maraña de grupos de tanta calidad que ya existen”, dicen, mientras explican cómo es el día a día del grupo, “Volador es un poco como comuna hippie ya que en ella cada uno tiene su sitio y todos hacemos algo. El artista tiene que hacer prácticamente de todo para poder salir adelante, porque si tuviéramos que vivir de la venta de discos sería imposible. Buscamos alternativas y compatibilizamos trabajos porque vivir de esto es muy difícil y destinado a cuatro privilegiados”…

SIN EMBARGO, AFORTUNADOS
Y sin embargo se consideran los más afortunados, “privilegiados que vivimos de un sueño, el mismo que comenzó Volador con este trabajo, y que ahora revivimos con esta nueva edición” que supone un salto desde su Zaragoza natal a todo el país, con miradas que se fijan en la banda y en la promoción resultante de dicho álbum.
Reconocen que ahora están a la expectativa de cómo va la cosa, mientras disfrutan del momento y siguen presentando el disco que acaban de reeditar. “Es un  largo viaje del que nos sentimos felices por haberlo realizado dándole una sola forma a pesar de hacerlo en las distintas épocas del año. Manda el concepto de vuelo que siempre nos ha atraído, de no seguir direcciones, interiorizarlo en nosotros, en los sentimientos, una mezcla de sueños difícil de explicar pero que escuchando el disco se puede entender el por qué esa etiqueta marcada”.
Y de qué manera, fuerte y ambiciosa, llamativa en su formato pop, con algún guiño al rock pero siempre deudores de la melodía y la fuerza de la voz, esa que nos cuenta sus historias para crear un álbum producido y diseñado a su manera. “Hay una producción muy clara, canciones muy luminosas, algunas partes pop y otras más rockeras”, con ciertos cambios y aires nuevos de la anterior edición “a raíz de ese feeling sacamos el disco con arreglos nuevos, colaboraciones y canciones como El Riesgo, dándole otro color y una producción retocada”.
Resume la idea de Volador una bonita portada, donde una rosa es la protagonista pinchando una mano: “la rosa es algo contradictorio, representa lo bueno y lo malo, el día y la noche, sobre todo se ofrece para el tema del desamor que mueve mucho las canciones y el mundo en sí. La rosa es algo súper bonito pero también produce heridas”.  En este caso, heridas que dejan huella en forma de grandes canciones y sentimientos a flor de piel, respirando melodías contagiosas y temas envueltos en esencia enamoradiza de un pop intimista y sincero. En Charada el 19 de mayo.

www.bienvenidosavolador.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *