Uzzhuaïa, hard rock exquisito

Vienen de Valencia, su llamada Baja California, y bien podían ser nuestros Mötley Crüe. Llevan publicando discos desde el 2000 (aunque tienen más de 15 años como banda) y a cada paso que dan demuestran que quitando a los primeras espadas del rock duro, léase Hamlet o Soziedad Alkoholika, están en primera línea, por actitud y por calidad. A la altura desde luego de Berri Txarrak, la otra gran banda que tenemos en la actualidad. El suyo sin embargo es hard rock de toda la vida, “nuestros grupos de cabecera son The Cult, Skid Row, Guns ‘n’ Roses o Metallica” y no tienen que sentir complejos o envidiar a nadie.

Ya  firmaron un Destino Perdición (08) sublime, y el que recientemente han puesto a la venta, 13 Veces Por Minuto (Maldito Records), raya también a un excelente nivel. “13 veces por minuto son más o menos las veces que puedes respirar, y viene un poco a representar la necesidad de mantenerte vivo pese a las circunstancias que puedas mantener. También hay un mensaje de apoyo más personal para Gonzalo Parreño, productor de la mayoría de nuestros discos pero vamos, es un grito por seguir para adelante, va por él, por nosotros y todos los que tenemos que seguir para adelante”.

MALDITO PAÍS
Si España no fuera el país de ladrillo al que no deberíamos nunca terminar de acostumbranos, Uzzuhaïa serían muy grandes; sin embargo, con 7 referencias en la calle siguen teniendo que luchar por demostrar su calidad, “pero ahora estamos en un punto en que nos preocupa menos que hace dos años. Estamos convencidos de lo que hacemos, sacamos disco, presentamos donde podemos, sabemos que no se venden discos y que que la única forma es tocando y convenciendo a la gente en los conciertos. No vale la pena el ‘y si hubiera pasado’ o ‘y si no hubiera internet’, hay que disfrutar de la música y defenderla con honestidad; parece fácil pero nosotros seguimos arriesgando mucho en cada concierto, es nuestra forma de vivir, y el resto nos da exactamente igual”.

En 13 Veces Por Minuto han salido a la luz influencias que “a lo mejor no estaban en otros discos pero que las tenemos ahí. Dejamos que las canciones fluyeran por ellas mismas y nos llevaran a sitios donde nunca habíamos estado, algo más rockabilly o The Ramones en Durango o folk rollo Tom Petty como Magnífico Fracasado. Sin olvidar siempre que somos una banda de hard rock”. Y de eso sobra en el álbum. O.C.K., No quiero verte caer o La mala suerte destilan a rock ‘n’ roll por los cuatro costados. Si con la calidad de Destino Perdición no lo petaron, difícilmente con este cambiarán las tornas. Pero quien se acerque, encontrará una joya.

www.uzzhuaia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *