Ley Sinde: Vuelta a la Edad de Piedra

Llegó mi hora, y espero que el titular deje meridiana mi opinión. Dicho esto, defiendo a ultranza los derechos de autor, y por supuesto que generen una retribución económica. Pero mala ha de ser en esencia una ley que se intentó aprobar de tapadillo y sin negociar. Inconcebible que la llamada Ley Sinde sea una disposición de La Ley de Economía Sostenible, colada de soslayo. Aún están grabadas en mi retina las imágenes, muy de circo eso sí, de todo el asunto taurino en el Parlament catalán que culminaron con la prohibición de las corridas, Al menos hubo debate.
Sigue leyendo