David Hinarejos: Vivir (de) la música

La cinefilia que corre por mis venas rápidamente recreó en mi minúscula pantalla óptica de los recuerdos una escena de una película que ilustraba a la perfección lo que querría expresar en este espacio que la amistad me ha reservado. Las imágenes eran del film Philadelphia, en la que un Tom Hanks en estado de gracia, y de enfermedad avanzada, escucha la ópera La mama morta interpretada por María Callas. En ella asistimos a un cóctel de fuerza, pasión, locura… todo lo que debería hacernos sentir una canción. Sigue leyendo