Nano Ruiz: Quiero ser, no parecer

Cuando le invitan a uno a escribir algo normalmente hay un momento de vacío, un momento en el que te dices a ti mismo y ahora así, de sopetón, ¿De qué hablo?, pero un sólo instante de reflexión hace saltar la chispa y de repente empieza a salir mierda y entre tal putrefacto olor salen también destellos de belleza, manchada de mierda pero maravillosa. ¿Y si dejamos de obviar lo obvio? Sigue leyendo