Editorial- Megaupload. Desviando la atención


Hay cosas que no entiendo. Si el mes pasado aluciné con que a Pablo Soto le subvencionaran con 1,6 millones de euros la creación de programas que facilitaban el P2P al mismo tiempo que le estaban juzgando (al final exonerado) por violar los derechos protegidos por la propiedad intelectual, este mes la gran noticia musical ha sido el cierre de Megaupload Sigue leyendo