Bella versatilidad de Álex Ferreira

Salto de calidad el de nuestro Álex Ferreira. Tras Un Domingo cualquiera (09) se postuló como una de las referencias de la escena indie madrileña y el EP que publica para Warner ahora, Dulus Dominicus, viene a demostrar que no fue un espejismo, estamos ante un tío con mucho recorrido. Porque en apenas cinco canciones que produjo él mismo, Álex se desmarca con un trabajo versátil, variado que logra ser directo. Sigue leyendo

Vetusta Morla: Soberbios mapas sonoros para hacer historia

Del primero también dijeron que no tenía singles y de hecho fue un disco que se tiró años en un cajón. Haciendo mías las palabras del sexteto tricantino vengo a decir sin ambajes que este disco es la mejor continuación de Un día en el mundo (08). Como álbum, es mejor sin duda. Más completo, más compacto y con mucha más enjundia. Mapas (Pequeño Salto Mortal) no sólo mantiene las directrices que componen el universo sonoro de Vetusta Morla, sino que las complementan y las completan. Sigue leyendo

Havalina: Son la hostia y sí, son de aquí

Supongo que el objetivo casi se habrá cumplido, y tu atención estará centrada en este grupo ahora mismo que de verdad, es de lo mejorcito que tenemos. A finales de mes publican su sexto trabajo, Las Hojas Secas, tercero desde que cambiaran su sonido y se pasaran al castellano, y el segundo para Origami, tras Imperfección (09), un disco de alto contenido sensual que les puso en el mapa sonoro con unas grandes credenciales -Mejor Directo de Rock en la III Edición de los Premios de la Noche en Vivo, y finalistas a Los Premios de la Música, categoría Rock Alternativo-. Sigue leyendo

The Cabriolets, nueva perspectiva rock con Close

Tras la marcha de David Unisón, Bimba Bosé y Diego Postigo se reinventan y fichando a Manu Cabezalí (Havalina) y Pablo Serrano se embarcan en una aventura que les lleva a sonar mucho más directos, sin artificios, con reminiscencias al brit rock y alternativo de los noventa y una voz de Bimba que gana fluidez y calidez en sus trazas. “Sí, es un disco de rock básicamente. Está compuesto en el local y grabado en el estudio con bastante agilidad, sin muchas tomas. Al irse David, que aportaba toda la parte electrónica, nos quedamos sólo bajo y voz, Diego y Bimba, y ya lo que estábamos empezando a hacer tiraba más hacia el rock, Manu y Pablo han hecho que eso se confirme”, comentan los cuatro. “El cambio nos ha hecho sincerarnos bastante y prescindir de cosas que hasta el momento nos habían servido.

Sigue leyendo