Sergio Díaz: La Sonata Kreutzer

A aquellos que hayan leído este libro de Tolstoi, les rogaría que olvidasen el carácter un tanto machista y misógino del mismo, porque aquí hemos venido a hablar de música y… de amor… de amor a la música, por supuesto. Cuando a los 15 años algunos todavía andábamos pegando patadas a un balón con el sueño de convertirnos en futbolistas, un sueño que se desvaneció tan pronto como vino, otros como el director de esta nueva revista que tienes en tus manos ya había vendido su alma a los riffs guitarreros, el sonido de los bajos y los golpes de batería. Sigue leyendo

David Hinarejos: Vivir (de) la música

La cinefilia que corre por mis venas rápidamente recreó en mi minúscula pantalla óptica de los recuerdos una escena de una película que ilustraba a la perfección lo que querría expresar en este espacio que la amistad me ha reservado. Las imágenes eran del film Philadelphia, en la que un Tom Hanks en estado de gracia, y de enfermedad avanzada, escucha la ópera La mama morta interpretada por María Callas. En ella asistimos a un cóctel de fuerza, pasión, locura… todo lo que debería hacernos sentir una canción. Sigue leyendo

Editorial breve y urgente

¡Es hora de tomar otra vez la calle! Dicen que uno es dueño de su silencio,  pero esclavo de sus palabras. En mi caso resulta ser bastante cierto, y quiero que una frase tan significativa defina mi nueva andadura en la forma del periódico que tienes en tus manos. Tuve una motivación similar hace casi siete años cuando monté con los mejores socios y amigos el magazine de ocio, cultura y tendencias EL EMBRUJO, una revista que desde la independencia siempre ha sido un fiel reflejo de lo que ocurría en Madrid (y posteriormente Barcelona) ya fuera en música, teatro, cine, moda, arte o videojuegos. Sin embargo, siempre me ha tirado la música y creo que ha llegado la hora de subir mi apuesta personal. Para quien no me conozca, llevo más de diez años haciendo entrevistas, crónicas de conciertos y críticas de discos, es lo que me motiva y a lo que dedico casi todas mis energías. Y ahora necesitaba hacer algo así, me lo venía pidiendo el cuerpo, algo grande. Echar el resto y volcarme en cuerpo y alma. Sigue leyendo