Shuarma: “Hay que alzar la voz y pedir lo que queremos. Ser responsables de nuestro futuro”

“Creo que este disco habla de fijarse en las pequeñas cosas y darles valor. Una grieta es el reflejo del paso del tiempo en una pared. Una muesca en una taza de té o una mancha de humedad en el suelo significan que ese espacio se ha vivido y tiene una historia que contar. Las arrugas de nuestra cara encierran tambien muchas historias”, se confiesa Shuarma mientras habla de Grietas (BMG), su tercer disco en solitario, un trabajo descarnado, crudo, sin lugar a medias tintas, con un cantante cada vez más comprometido con el sonido y la creatividad artística, y alejado de lo políticamente correcto como demuestra el videoclip de presentación, Llueven piedras, donde la violencia que ejerce el Estado contra el Hombre es tan gráfica que revuelve las tripas, con momentos como La Naranja Mecánica o 28 Días: “La verdad es que siento la necesidad de expresar lo que siento y hacerlo sin tener la necesidad de ser politicamente correcto. Siento mucha rabia por todo lo que esta ocurriendo y creo que debía de plasmarlo en mi trabajo que es mi forma de ver las cosas. Es un momento para implicarse duramente. Imprescindible”, asegura mientras continúa razonando sobre la necesidad de un artista de comprometerse, “Este es un momento de cambios muy fuertes y es importante expresar nuestra opinion sobre las cosas. hay que alzar la voz y gritar lo que sentimos. Pedir lo que queremos y ser responsables de nuestro futuro”.

Se habla mucho de que es su trabajo  más introspectivo, aunque siempre ha definido perfectamente su universo particular: “Todos mis discos son muy introspectivos. Quizas demasiado, pero desde siempre me han gustado los artistas que hablan de sus sentimientos y de como ven el mundo. Supongo que eso es lo que he aprendido a hacer yo y lo hago desde el primer dia que escribi una cancion. Mis discos hablan del momento en el que estoy, emocionalmente hablando. hay muchas letras que escribo y no entiendo en profundidad y con los años veo de qué hablaba exactamente. Cada palabra que elegimos tiene su significado aunque no lo veamos a priori. Creo mucho en el inconsciente”.

Completamento de acuerdo con el artista barcelonés estaba repasando su anterior trabajo El Poder de lo Frágil y le comento que se me antoja de un sonido más crudo que este, con canciones como Otra Ráfaga De Luz o Virgen de Guadalupe, aunque obviamente mantiene las mismas directrices de su última época, cosa que él disiente: “Es curioso como en la música 2 + 2 nunca suman 4. Para mí este disco  es mucho mas oscuro, sucio y crudo que El poder de lo frágil. Aquí hemos intentado que todo este a la vista, los ruidos, las imperfecciones. No hemos buscado sonar perfectos, hemos buscado sonar muy sinceros y reales. Hemos pasado absolutamente de editar la pistas y la gran mayoría de lo que oyes son las primeras tomas, aunque haya equivocaciones. El error es bello”.

Para este disco recupera a Julio Cascán al bajo, con quien militara en Elefantes, “es un gran bajista y una persona importantísima para mí. Me gusta tenerle cerca”, y puede presumir de tener una gran gala de presentación en los tiempos que corren: “ Tengo la suerte de tener una gran oficina de management, a super Nuria en la contratación, y un público que quiere oirme… Eso es todo, yo me muero de ganas de cantar. Adoro el escenario, los camerinos y las luces. Me ayudan a vivir más tranquilo. Hay algo que dejo en el escenario que me aligera la vida”.

www.shuarma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *