Russian Red: El país pendiente de una voz

Hubo dos revelaciones en 2008. Dos artistas que reventaron el aburrido panorama musical y sirvieron de espoleta para que la escena indie viva desde entonces una segunda etapa dorada. Un nombre fue Vetusta Morla, el otro Russian Red, y aquí tenemos a Lourdes, la primera de ambos. No es que todo el país esté pendiente de la salida de Fuerteventura (Sony Music) prevista para el 10 de mayo, claro que no, pero sí es cierto que su historia tiene casi todos los ingredientes necesarios para haber ganado la atención del público y los medios. La suya fue la típica historia de una chica mona de buena voz con guitarra que ve cumplido su sueño con creces.

Hubo una gran ola de admiración (que también trajo su odio o su hastío), su música apareció en BSO de películas, hubo lío con su anterior discográfica independiente y su posterior salto a una multinacional, también salió en infinidad de prensa y copó portadas de diversa índole. Por eso mismo, quisimos acercanos y charlar con Lourdes acerca del fenómeno  Russian Red, y saber simplemente si la aparición de su segundo trabajo podía suponer un grado extra de presión o de consolidación: “¿Sabes? Me sorprende en las entrevistas ver cómo desde el lado del periodista éste experimenta eso. Para mí es muy importante por supuesto cómo se tome la gente este disco pero estoy tan contenta y tan orgullosa de como ha salido el disco, que yo ya he triunfado a nivel personal, entiendo que hay presión, pero no es presente ni me asusta, estoy tranquila porque me apetece mucho tocarlo”, confiesa segura.
Dicho eso, entramos en materia, sobre los cambios que se han producido, que los hay y de qué manera se ha llegado a ello. “Supongo que se trata de una evolución personal”, reflexiona, “contar las cosas con menos dureza  y más ligereza. El primer disco, I Love Your Glasses se grabó desde la inexperiencia hacia cualquier tipo de instrumento o banda, yo sólo tocaba la guitarra con otro chico y ahí terminaba todo. Las canciones ahora quieren sonar de otra manera, hay más instrumentos, y eso lo escuchas. Este disco en general tiene un estado de ánimo más alegre, empieza en esa tónica”.

BUEN ESTADO DE ÁNIMO
Es ese gran momento en el que se haya Lourdes, el que desprende y el que le ha llevado a plantear un disco más vitalista, más arreglado y con más color: “Me pasaron muchas cosas buenas y creo que eso sí se ve en las canciones, pero estas nacen de un lugar muy alejado de todo lo que me ha pasado, me parece necesario recluirme en una parte de mí al margen de esas puertas que hay para afuera, tocar, hacer una entrevista…”. Ya se pudieron escuchar I Hate You But I Love You y Fuerteventura en su página web. Dentro del disco hay cosas más arriesgadas y atractivas como Nick Drake o The Sun, The Trees donde Russian Red se muestra capaz de pasar de la oscuridad más negra a la luz más brillante. Artífice de ello ha sido Tony Doogan, un productor que ha trabajado con Belle & Sebastian, David Byrne y Mogwai entre otros, y cuenta en este disco con la propia banda de Belle & Sebastian y su teclista Charlie Bautista: “Cuando subí a grabar con Tony me lo propuso y me pareció interesante grabar con gente nueva, aprender a escuchar otros sonidos, relacionarme con nuevos músicos, nuevos lugares… grabé con Charlie las maquetas y es un músico excepcional, era un poco como el pegamento entre lo poco que sé yo de música, que la intuyo y los demás, Tony, Stevie, Richard y Bob”, dice de su paso por los estudios de Escocia. No espera mucho a partir de ahora, ni pide nada: “Al final la gente tiene que quedarse con lo que cada uno quiera y lo que a cada uno le haga tener sentido, yo no puedo decir nada porque a lo mejor le da igual. Lo importante es que el disco le llegue en algún momento de su vida y que  pueda disfrutarlo y se convierta en algo especial para ellos, si quieren”, apostilla. La veremos entre otros en el Arenal Sound, en Vigo Transforma o en el Día de la Música Heineken (19 junio).

www.russianred.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *