Nacho Vegas nos descubre «La zona sucia» de su alma

“La zona sucia realmente no es un único lado, ni es una zona oscura del todo, es un sitio donde viven multitud de paradojas, de contradicciones, luces y sombras, una canción en sí es una paradoja, necesita de una contradicción”, reflexiona para nosotros Nacho Vegas, que cumple diez años de carrera en solitario. La zona sucia (Marxophone) es su nuevo trabajo, y en él sigue mostrándonos su universo personal. “Es muy reveladora una cosa que siempre me gustó de la música tradicional, del folk de cualquier sitio, muchas canciones tienen letras muy duras, muy dolorosas, pero luego están hechas con acordes mayores con un sonido alegre, de celebración de la vida”.

Esta nueva referencia se antoja más concreta, de canciones a veces más directas, como Reloj sin manecillas o llenas de contrastes sonoros como Perplejidad, temas con vocación de clásicos como La gran broma final o pasajes intrigantes como El mercado de sonora. Él nos habla de qué nos vamos a encontrar aquí, a diferencia de anteriores trabajos: “Diempre tengo un conjunto de canciones desordenadas, y una vez las grabo  es cuando las ordeno. Observándolo desde fuera termino viendo que hay algo en común, algo que pertenece a un momento determinado y que está en todas las canciones. Creo que el disco está bastante equilibrado, y como está pensado para publicar en vinilo he tenido mucho cuidado para ordenarlo bien”.

UNA MIRADA ATRÁS
No es que sea muy dado a ello, pero no elude la reflexión cuando se la pedimos, y echa un vistazo atrás, a anteriores discos y ve el poso que queda: “No los escucho normalmente, pero cuando me toca elegir el repertorio de gira sí me doy cuenta de las cosas que me obsesionaban y cómo ha ido evoluciando mi forma de cantar. Para mí los discos son álbumes de fotos de otra época. Hay canciones que ahora las escribiría de otra manera y te das cuenta del paso del tiempo”.  El propio Nacho sabe que cada vez se va “desencantando con el tiempo, y endureciendo la mirada, tomas diferentes perspectivas. Me doy cuenta que en el primer disco utilizo mucho la primera persona, es un tono muy confesional, y con el tiempo coges distancia, aunque creo que hay que preservar cierta ingenuidad, una inocencia para hacer canciones”. También nos aclara que de cara a la gira, no le gusta repetir las canciones del disco, y sí cambiarlas para hacer homogéneo el directo y actualizarlas.

CREATIVE COMMONS
Los músicos en general pertenecen a un colectivo bastante conservador, un poco vago para buscar nuevas vías para ofrecer su producto, por eso sorprende que Nacho licencie su nuevo trabajo con Creative Commons y permita el libre uso de su obra en ciertos casos. “Tienes razón en que somos un poco vagos para eso, pero llega un punto en que te fastidia cómo se mercadea con la música de manera tan poco ética, cómo leyes como la Sinde solo tratan la parte obvia y de ciertas prácticas de la SGAE que como sociedad de gestión es necesaria y hace una importante labor para los artistas. Al hacerlo en Creative Commons, bueno, te reservas algunos derechos sobre los que quieres que se cobre o no”. No es que le pida nada especial a este nuevo disco, pero sí le gustaría que “ocurra lo que me pasa a mí con los discos que me gustan, que te haga sentir vivo por un momento”.

nachovegas.blogspot.com

Un pensamiento en “Nacho Vegas nos descubre «La zona sucia» de su alma

  1. Pingback: Tweets that mention Nacho Vegas nos descubre “La zona sucia” de su alma | CLUB DE MÚSICA -- Topsy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *