Los Pajaritos echan a volar en Benidorm. 25.000 festivaleros tienen la culpa (Low Cost Festival)

Benidorm, conglomerado de torres, cemento y saraos donde los abuelos lucen sus mejores galas, se convirtió el pasado fin de semana en el escenario elegido para el Festival de Música Low Cost. En el Parque de la L´Aigüera, en pleno centro de la ciudad, se ha celebrado este año la segunda edición del podría calificarse como uno de los mejores festivales de este verano. Los principales reclamos: un cartel plagado de lo mejor del indie y el rock, tanto nacional como internacional, tres escenarios (entre ellos La Plaza de Toros de Benidorm y el escenario Julio Iglesias) y un precio muy asequible.

Alrededor de 25.000 festivaleros pudieron escuchar música y caminar por sus instalaciones. Caminar porque del escenario Jack Daniel´s situado en un extremo, pasando por el escenario Xti, al más grande de los tres, ubicado en la Plaza de Toros de Benidorm, había un caminito y una escalada que ni las de Calleja. Lo bueno es que entre paseo y paseo podías pedirte un refrigerio allí, una cerveza allá y hasta mojitos y macedonia para los más sibaritas. Un plus muy agradecido en el manual de todo festivalero: mínimas colas en los servicios y muy llevaderas esperas en las taquillas de los tikects.

A pleno sol arrancó la primera jornada del festival, con las siempre exquisitas Boat Beam que congregaron a un público reducido pero entregado. Continuaron la tarde-noche Cohete, templando el ambiente para dar paso a uno de los grandes nombres de la noche: Love of Lesbian. Los catalanes saben divertir y divierten, saben convencer y convencen. Los siguientes en subir al estrado fueron los británicos These New Puritans; sufrieron con el sonido y soltaron alguna que otra lindeza al respecto pero aún así ofrecieron un concierto interesante con aires a Massive Attack o Primal Scream.

Los dos grandes nombres de la jornada llegaron al caer la noche; Editors y The Raveonettes llenaron la Plaza de Toros hasta la bandera. Los primeros se marcaron un conciertazo de los que hacen historia, se sobrepusieron a un fallo técnico y terminaron con su último éxito “Papillou”, con antorchas y con la plaza en pie. The Raveonettes continuaron la noche con un concierto desigual que no consiguió hacer sombra al anterior. El tendido se levantó y dio el aprobado.

Y para terminar la noche, tres buenas propuestas que dividieron a los asistentes: Niños Mutantes, Los Coronas y The Leadings. Una pizza, fin de fiesta con Dj. Gato y hasta el día siguiente.

El sábado fue el día grande del Low Cost, donde Placebo figuraba como la estrella del cartel. La banda inglesa salió a tocar en una Plaza de Toros abarrotada, con más componentes de lo habitual y ataviados de blanco, pechos descubiertos y sus sonados hits fueron el cóctel con el que el grupo deleito a sus seguidores.

Para todo aquel despistado de entrada acotada que se topó con el concierto de Adam Green y para los que acudieron con conocimiento de causa, este showman melenudo e irreverente supo cómo alegrar a todos la noche. Un público absolutamente entregado por su numerito, sus peculiares coreografías, sus cambios de vestuarios (la camisa de flores, ¡la bomba!), sus saltos de ángel sobre el público y sus besos con espectadoras de primera fila no dejaron a nadie indiferente. Los que se sabían sus canciones y los que no, todo el mundo salió encantado.

Hola A Todo El Mundo sigue encandilando y ganando adeptos, con esa puesta en escena tan multi-instrumental y bien conseguida (¿Indie y castañuelas? ¡Si, es posible!). Los valencianos Polock que siguen su ruta festivalera de concierto en concierto también resultaron bien recibidos. Otras formaciones que se dieron cita este día fueron Layabouts (hijo escalador de Imanol Arias incluido), The Right Ons, Viva La Fête o Iván Ferreiro, que llenó el auditorio Julio Iglesias con un público que coreaba sus canciones. 1990’s, aunque menos conocidos, tan majetes y entregados disfrutaron en el escenario y supieron trasmitir esta sensación. Y para cerrar la noche, varios djs, aunque que supieron a poco.

Buen ambiente y buena música en un peculiar recinto y en una insospecha ciudad que esperamos que siga sorprendiendo en muchas más ediciones.

www.lowcostfestival.es

TEXTO: Natalia Ageitos y Elisa Vidal
FOTOS: Pablo Peino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *