Los Chikos Del Maíz- Pasión de talibanes (BOA
)


LOS CHIKOS DEL
 MAIZ
- PASIÓN DE TALIBANES 
BOA 
myspace.com/loschikosdelmaiz



Debut y puesta de largo de este dúo de raperos tan corrosivos como el ácido. Formado por MCs Nega y Toni, surge en 2004 en Valencia y contaba hasta la actualidad con dos maquetas Miedo y asco en Valencia (05) en homenaje a la novela de Fear and Loathing in Las Vegas de Hunter S. Thompson y A D10s le pido (07), un tributo a Diego Armando Maradona. Ser un grupo del hip-hop underground no impidió que entre 2009 y 2010 sufrieran el desmesurado ataque de la derecha mediática. La Razón, ABC, Intereconomía y Libertad Digital junto con José Alcaraz y la AVT lanzaron una campaña para impedirles actuar acusándolos de proetarras por su letras incendiarias. Manifestados siempre en contra de la banda terrorista vasca, sus textos contra todo y contra todos no son de los que hacen amigos precisamente. Porque de lo que sí hacen gala es de una ideología meridianamente marxista que se remonta al s.XX y a corrientes intelectuales como las de Socialismo o Muerte o la vía Allende. Con multitud de referencias literarias y cinematográficas, tomando incluso tomadas prestadas de otros músicos oiremos canciones tan crudas como Pasión de Talibanes, El de en medio de los Run DMC (se me ha aparecido en sueños) o Fear of a Mazorka Planet (recordando a Estopa y Public Enemy), Los hijos de Iván Drago, homenaje al boxeador ruso de Rocky Dolph Lundgren con Children of The Revolution de T-Rex de base. También hay guiños al R&B con Busco algún lugar o Retales en mi cuaderno, las bases y beats de DJ Bokah, Nega y Yoew están a la altura. Son todo lo políticamente incorrectos que te puedas echar a la cara, y su respuesta es clara. Violencia frente a un sistema cada vez más violento con las clases trabajadoras. Por eso su discurso no es apto para todos los oídos, y muchos los considerarán demasiado salidos de tono, pero en el fondo, la contracultura también tiene mucho de esto, y por eso, el rap ha sido BSO de las ‘riots’ de París y Londres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *