Kike Suárez ‘Babas’: “Llega un momento en que no ves sentido a estar tan drogado, te pierdes muchas otras cosas”

Kike Babas, escritor bukowskiano, avezado periodista, cantante barrionalista y cronista del lumpen, recopila toda su obra literaria y musical

– Vives en Bustarviejo, ¿cómo se puede escribir de tanto crapulismo desde tu bucólico rincón?
– Se vive en la distancia, pues pasó mucho tiempo desde el primer relato. Mi vida química es muy distinta, y se puede decir que es idílica. Soy padre, felizmente acompañado. El crapulismo queda para la anécdota y los relatos.
– Hay momentos en los que la vida te pide otras cosas, ¿no?
– Keith Richards tiene una máxima, uno no deja la droga, la droga le deja a uno. Llega un momento en que no les ves sentido a estar drogado un martes, porque te pierdes muchas otras cosas. Mi concepto de paternidad no coincide con el de estar 24 horas colocado, aunque te puedas dar un homenaje. Para la paternidad de la creatividad (literaria) también, de hecho.
– Entonces, ¿que unas tus tres relatos en De calle y beso supone cerrar una etapa?
– Es un punto y seguido, aunque siempre supe que pertenecerían a una trilogía. Una especie de biografía en forma de relatos. Está el Kike cantante y de gira en Jirón, está el Kike y el amor en El engranaje de las mariposas y está el Kike netamente vicioso con el homenaje a la anfetamina de Días de speed a falta de rosas.
– Hablas de loosers en tus relatos, y como uno más, a falta de que te hagan un tributo, lo haces tú.
– Sí, hay una capa de looser que me he puesto, porque al principio me resultaba llamativo, igual que los posters de mi habitación. Pero es lo que soy, estoy acostumbrado a tocar en los tugurios. Como se agotaron siempre mis relatos y discos, y nunca los reedité, y ya que la gente me los sigue pidiendo, pues quería que no se perdieran.
– ¿Cómo encontraremos tanto el CD como el libro?
– El libro está distribuido con editoriales y se puede encontrar en La Casa del Libro, el disco, que recupera temas de toda mi carrera, lo regalo en la web y lo llevo para la gira, como los vendedores de whisky del Viejo Oeste.
– Huevos Canos, The Vientre, King Putreak, luego La Revancha y ahora La Desbandada… ¿cuándo más sentiste que diste el gran salto?
– El salto cualitativo vino cuando se acabó King Putreak y empecé en solitario, musicalmente y en el caso que me han hecho medios y gente.
– ¿Por qué en solitario?
– Antes hacía más caso a lo que pasaba después que al concierto en sí. Siempre hablaba de la ‘hora sagrada’, la del concierto, gracias a la que podíamos hacer todo lo demás, y les reclamaba a todos respeto, pero yo nunca lo cumplía.
– ¿Tuviste algún momento de claridad para ese cambio?
– Sí, tocar con gente que no era de mi barrio. Yo antes primero me emborrachaba y colocaba con ellos, y ahora ante todo son músicos. Me exigen mucho, y estoy muy cómodo en esa situación. Y mi voz es más ronca, pero tiene más encanto, más sabiduría.
– Te gustan Nacho Vegas, Lapido, Doctor Deseo… ¿te ves ahí?
– Siento que me faltan discos, aunque esté encontrando mi voz. Estoy aprendiendo a descubrir personajes que definen el lenguaje en castellano como Lila Downs, igual que Nick Cave, Leonard Cohen o Neil Young
– Pregunto al periodista y escritor ¿De qué te nutres?
– Tiro mucho de clásicos para escribir, y leo mucha prensa musical. Ahora estoy con la segunda parte del Quijote, Goethe, Henry James, Saramago… me gusta tener literatura buena cerca, es alimento para el espíritu.

1 junio. Clamores.

KIKE BABAS. DE CALLE Y BESO Gaser Discos
Nunca la pluma de Bukowski o Borroughs estuvo tan cerca. Nunca se sudaron unas gotas de Waits o Cave tan auténticas. Kike Suárez ha sido y será junto a su inseparable Kike Turrón, un verso libre en nuestro país. Este disco-libro reúne su trilogía escrita así como sus mejores momentos al frente de King Putreak, La Desbandada o The Vientre.

www.kikesuarezyladesbandada.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *