El Sonisphere encumbra (por si había dudas) a Iron Maiden

Durante los días 15 y 16 de julio, se celebró en Getafe, el festival Sonisphere. Sin duda que en su cartel estuvieran nombres como Iron Maiden, Twisted Sister, Slash o Alice Cooper, fue reclamo para que el Getafe open air reuniera  a 30.000 asistentes el viernes y mas de 40.000 el sábado y nosotros no podíamos faltar. Los días previos al festival se vivieron con nerviosismo y decepción por la caída del cartel de Alice Cooper, se rumoreaba que iba a hacer “el primer concierto holográfico del mundo”, pero alegó que el festival no “tenia la infraestructura preparada” y por eso renunció a tocar en Getafe.

Pero pasemos a la crónica del festival. La primera sorpresa fue el recinto, sólo un escenario, y dos alfombras de césped artificial delante  para que no ocasionara el polvo de el anterior año, y sendas mangueras que refrescaban a los asistentes de las primeras filas. También, aparte de una buena cantidad de baños, 2 barras donde se podía pedir sin problemas, y una carpa que abría cuando acababan los conciertos en la que los DJs El Pirata, el viernes y Rafa Basa el sábado, cerraron el festival, a las 8 de la mañana.

Y ahora pasemos a lo importante, los conciertos.

VIERNES:

Lo primero que nos sorprendió es el sonido de los festivales, que en general promueve LTI, rozando la perfección.  Llegamos a Valient Thorr, unos desconocidos para propios y extraños pero que dieron muestra de mezcla de heavy metal, hard rock y stoner rock, sonaba tan bién y tan duro que presagiaba una gran noche , como de hecho sucedió. A continuación, Gojira, para nuestro gusto la gran sorpresa del viernes. Y digo sorpresa, porque a pesar que no solemos escuchar death metal, el concierto fue tan impecable, y supieron transmitir, y llevaron al publico donde querían, dejándolo preparado para Sôber, donde pudimos descubrir que nuestros “Metallica”, siguen en plena forma. Y llegaron Arch Enemy, soprendente puesta en escena, aterradora, con una cantante con una voz espectacular, dando muestras de su death metal melódico, creo que quería romper nuestros huesos, pero no lo consiguió. Y llegamos a los platos fuertes de la noche, Slash, que supo llevarse al publico a su terreno con canciones propias, de Velvet Revolver  y Guns N’ Roses, obvio que no hace banda porque él es la banda. Finalmente The Darkness, pusieron la guinda al pastel de la noche del viernes con un glam rock de toda la vida, divertidos y dinámicos, quizá sobraban algunos “gallos” del cantante, pero el concierto fue una gran fiesta con la que terminar el viernes.

SABADO:

Llegamos a las 16:30 al recinto, no nos queríamos perder a Mastodon, sin duda para nosotros el concierto del festival, aplastantes, brutales, inclasificables, metal, rock alternativo con tanta fuerza que  hizo que nos olvidáramos de los 40ºC que estábamos pasando, si estar en el infierno es eso creo que todos los que estuvimos allí quisimos arder con ellos. Y llegaron Apocalyptica que dejarón al más metalero flipando ante la calidad de las notas tocadas, este cuarteto de cuerda finlandés lo dio todo, y dejó perlas como sus versiones de Metallica que hizo que se ganaran al respetable. Dream Theater,  con su metal progresivo no convencieron, ya que todas las canciones sonaban igual. Y llegamos al plato fuerte del festival, Iron Maiden cuyo setlist fue Satellite 15… The Final Frontier, El Dorado, 2 Minutes to Midnight, The Talisman, Coming Home, Dance of Death, The Trooper, The Wicker Man, Blood Brothers, When the Wild Wind Blows, The Evil That Men Do, Fear of the Dark, Iron Maiden, The Number of the Beast, Hallowed Be Thy Name, Running Free. Estuvieron INCONTESTABLES, APABULLANTES, IMBATIBLES, GENIALES, ENÉRGICOS… todos los adjetivos se quedaron cortos para los que allí estuvimos, cada canción un escenario diferente, una sensación diferente, toda una experiencia para nosotros, que acabó con nuestras almas.

Y con lo que nos quedaba de cuerpo, vimos a Twisted Sister, para finalizar me quedo con la mejor crítica de un compañero del metal cuarentón, “sonaban igual que cuando los escuchaba en mi habitación con la música a todo volumen y mi madre me decía que la bajara”… creo que no hay mejor forma de describir el concierto.

Faltan conciertos que ver…pero el agotamientos de jornadas de 8 horas del mas puro METAL no nos dejaron ver más…

Por supuesto, repetiremos el año que viene, no porque nos guste el death metal, trash-metal, metal progresivo, heavy rock o simplemente rock, sino porque nos gusta ver y escuchar buena música, sea del estilo que sea .

texto: Diana Chico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *