Editorial breve y urgente

¡Es hora de tomar otra vez la calle! Dicen que uno es dueño de su silencio,  pero esclavo de sus palabras. En mi caso resulta ser bastante cierto, y quiero que una frase tan significativa defina mi nueva andadura en la forma del periódico que tienes en tus manos. Tuve una motivación similar hace casi siete años cuando monté con los mejores socios y amigos el magazine de ocio, cultura y tendencias EL EMBRUJO, una revista que desde la independencia siempre ha sido un fiel reflejo de lo que ocurría en Madrid (y posteriormente Barcelona) ya fuera en música, teatro, cine, moda, arte o videojuegos. Sin embargo, siempre me ha tirado la música y creo que ha llegado la hora de subir mi apuesta personal. Para quien no me conozca, llevo más de diez años haciendo entrevistas, crónicas de conciertos y críticas de discos, es lo que me motiva y a lo que dedico casi todas mis energías. Y ahora necesitaba hacer algo así, me lo venía pidiendo el cuerpo, algo grande. Echar el resto y volcarme en cuerpo y alma.

Además creo sinceramente que Madrid pide a gritos una publicación como esta. Un periódico gratuito que mire lo que ocurre en sus calles, que sepa lo que se toca en sus locales, con criterio, con profundidad, sin fusilar lo que dicen otros y pecando en todo caso de honestidad. No soy el rey del mambo ni el descubridor del fuego ya advierto, no creo en falsos dioses. Madrid pide a gritos un sitio donde tengan cabida todos los estilos de música. Que no sólo rompa las fronteras musicales, sino que también las de los barrios, a menudo fronteras invisibles para la cultura, como lo hacen miles de madrileños todas sus noches. Lo del nombre es fácil. CLUB DE MÚSICA porque la idea parte de mí y los textos van a ser en su práctica totalidad míos. Esto es un proyecto personal de un periodista musical, no es nada más pero tampoco nada menos. CLUB porque están invitados todos mis amigos a escribir, músicos, periodistas, poetas o fotógrafos pasarán por estas páginas si quieren -y si no, puede que también, ya les engañaré-. CLUB porque tú, que ya estás leyendo el final de estas líneas, estás invitado a formar parte de esto. CLUB porque dejó de ser mío el día que os lo mostré a todos.

Un pensamiento en “Editorial breve y urgente

  1. Enhorabuena por este proyecto personal tuyo tan bonito. La música se merece gente como tú. Mucha suerte de parte de este lector de barrio, enganchado también a la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *