Discos Imprescindibles 2012 (E-M)

Sin grandes titulares, ni aspavientos, sin ranking del 1 al 50 siquiera, pues no los hay mejores o peores, sino diferentes. Sin nacer para ser trending topic, así es esta lista. Simplemente un homenaje, un recordatorio de varios discos nacionales que pensamos merecen una atenta escucha. De unos meses o apenas un par de semanas, que realmente merecen la pena. Y te decimos por qué. por Rubén González


LOS EVANGELISTAS
LOS EVANGELISTAS
Octubre / Sony Music
losevangelistas.tumblr.com

Cada disco de Antonio Arias es un sacrificio al altar del rock. Él sería el Toro, San Lucas, con su calva frente rebosante de ideas claras; Jota, por supuesto el León, rugiendo en la soledad del desierto, tan idolatrado como denostado, igual es San Marcos que Juan el Bautista; Eric Jiménez sería el Águila. Su batería oscura y abstracta dando forma al Apocalipsis ‘Morentiano’, como San Juan anuncia el fin de los días sin el Maestro; y Florent, el más humano, un ángel que trae la buena nueva, el mensaje de Morente. En su serenidad, como la de ese San Mateo evengelista, tiene acomodo el torrente a veces caótico de sus compañeros. Los cuatro son Los Evangelistas. El Mensaje, la música de Enrique Morente, eterno cantaor ‘granaíno’ que entre sus incontables logros y enseñanzas, pudo transmitir su duende de manera abrumadoramente obvia tanto a los Lagartija   Nick (cómo olvidar Omega) como a Los Planteas (sin ir más lejos en La Leyenda del Espacio), hecho con el mayor de los respetos, con la cercanía de la familia, de Aurora y de Soleá, y de Carmen Linares, pues era un disco nacido de dentro, sin personajes extraños o ajenos.


LA HABITACIÓN ROJA
EL RESPLANDOR
Mushroom Pillow
lahabitacionroja.com

La teoría del péndulo funciona a la perfección con La Habitación Roja, si publicaron con Universal (10) un disco acústico, con muchos arreglos, este año nos sorprendieron con Fue eléctrico (Mushroom Pillow) un disco saturado, distorsionado con canciones vibrantes perfectas para abrir un concierto. El disco demuestra un grandísimo estado de forma, un momento creativo espléndido y canciones como El Resplandor, Siberia, Ayer, Norge, La razón universal o Annapurna tienen todas las señales de convertirse en clásicas de sus conciertos. Es un disco muy melancólico, con rabia, sin ser premeditado, recuerda a Largometraje (99), con esa mezcla de melancolía, electricidad, belleza, es muy evocador y poético sin querer sonar pretencioso, sin olvidar una cercanía conceptual a  Cuando ya no quede nada (07), un disco que cobra mucho más sentido ahora, curiosamente 2007 era de los mejores años decían, éramos indestructibles, hay muchas canciones que anticipan lo que vivimos ahora”. Fue eléctrico sigue a la altura reflejando la situación personal de sus componentes, la naturaleza, e incluso el desarraigo, de una banda que demuestra medirse mucho por el método de acción-reacción, de introducir cambios para oxigenarse, y recuperar viejas ideas, un tiempo olvidadas.


HAVALINA
H
Origami Records
havalina.es

Lo tenían muy complicado los madrileños que conforman esta banda tan intrigante como experimental ya que será muy difícil componer alguna vez algo tan grande como Las Hojas Secas (10), su anterior trabajo, un disco conceptual que hablaba sobre las consecuencias de las relaciones humanas-sexuales; pero Havalina, el trío formado por Manu Cabezalí -un auténtico gurú en la escena indie madrileña-, Ignacio Celma y Javier Couceiro es capaz de reinventarse y ofrecer su cara más abierta con la que completar su paleta sonora, hecha a base de retazos post-punk, heredado de Joy Division e incluso The Cure, y del rock más pesado que ofrece el stoner de Josh Homme (Kyuss o Queens of the Stone Age). Es un disco que se muestra mucho más abierto que en lo que en ellos es habitual que ofrece unas guitarras de ramalazos rockeros como Compañía Felina o La Antártida empieza aquí, junto con momentos down-tempo muy pesados como El Estruendo, o delicados como Cuando todos duermen, además de mostrar alguno de los momentos más salvajes de su carrera como en Viaje al Sol. H es un disco potente, variado y con el sello inconfundible de Havalina, una joya.


HOLA TODO EL MUNDO
ULTRAVIOLET
CATASTROPHE
Mushroom Pillow
disonantes.com/hatem

Existen grupos que sorprenden cuando cambian de registro, y otros en cambio lo harían si nunca lo hicieran. En su aún corta vida, Hola A Todo El Mundo ha demostrado no estancarse y en este disco su sonido ha mutado bañándose de sintetizadores y abandonando la estela folk en la que nunca se encasillaron. Si en su primer disco, el conocido como HATEM,  se basaron en un canto a la vida, como es la misma existencia de Walt Whitman y su obra, y en el EP de continuación, Estela castiza, dieron la vuelta a todo y afrontaron el concepto de la muerte, aquí navegaron en la subcultura americana y descubrieron este poema en 10 partes de Roy Tiger Milton que da título al trabajo (es una adaptación), un autor de  tragicómica vida, visionario y trascendental, del que han cogido el aire. Musicalmente es donde más se aprecia el cambio. Dejan de lado la ya incómoda etiqueta folk, y llenan de reverbs, sintes y capas el sonido para adentrarse en una noche de conciertos, bailes y sensaciones eufóricas, como se puede apreciar en You Know We Found New Words. Atrevidos pero triunfantes con este gran cambio.


KIKE BABAS
DE CALLE Y BESO
Gaser Discos
kikesuarezyladesbandada.com

Nunca la pluma de Bukowski o Borroughs estuvo tan cerca. Nunca se sudaron unas gotas de Waits o Cave tan auténticas. Kike Suárez o Babas, como siempre se le ha conocido en el lumpen rockero, ha sido y será junto a su inseparable Kike Turrón, un verso libre en nuestro país. Este disco-libro reúne su trilogía escrita así como sus mejores momentos al frente de King Putreak, Huevos Canos, La Desbandada o The Vientre. En la parte escrita, lo que tenemos en nuestras manos es un punto y seguido, que desde su nacimiento tuvo espíritu de trilogía. Una especie de biografía en forma de relatos. Está el Kike cantante y de gira en Jirón, está el Kike y el amor en El engranaje de las mariposas y está el Kike netamente vicioso con el homenaje a la anfetamina de Días de speed a falta de rosas. Ahora, desde la lejanía que da la vida en el campo, el crapulismo queda para la anécdota y la lectura amena. De la parte oral (o escuchada) tenemos 20 canciones que también reflejan el paso de los años. Las colaboraciones con Marea, Doctor Deseo, La Cabra Mecánica, Albert Plá, Rubén Pozo de Pereza o Aurora Beltrán entre otros, o piezas que demuestran que entre Nacho Vegas, Lapido, Francis (D. Deseo), Nick Cave, Tom Waits, Leonard Cohen o Neil Young están las claves para entender a este antihéroe.


THE LAST THREE LINES
VISIONS OF ONIRIA
Aloud Records
facebook.com/thelast3lines

Mucha atención con esta banda de Barcelona, que en su tercer trabajo demuestra un gusto exquisito y tales buenas maneras que ese rollo Zeppelin que tienen tan marcado (sobre todo la voz y las melodías), se reinventa pareciendo que así sonarían los de Plant-Page en 2012 si se hubieran ido de farra con The Black Keys o The Raconteurs. Porque los ritmos vertiginosos de la banda internacional del año junto con los recovecos vocales de Jack White marcan de muy buenas maneras el sonido de The Last Three Lines que abandonan las miradas que tenían puestas en Editors o The Kooks, barnizando su sonido con un toque más rockero y garajero. Es este disco hay dos vectores que mandan y determinan el resto. Los sueños y la soledad. Hay constantes referencias oníricas, sonámbulos, horizontes inalcanzables, visiones que a menudo hablan de lo más lejano, y más inalcanzable, las estrellas. Es un disco introspectivo con el que se dejan llevar hasta encontrarse a sí mismos, la soledad es el principio del existencialismo. A primeros de 2013 vuelven en formato acústico, su vertiente más ‘americana’, Leafless, mientras tanto nos conformaremos con temas como Sleepwalker, Your Bruising Charm o Black Sea, canciones que denotan buen gusto y saber hacer.


LEHNMOTIV
HURACANES Y VELAS
ROTAS
Lengua Armada
lehnmotiv.bandcamp.com

Con Dejà Senti, Lehnmotiv se postuló como una banda del Levante que facturaba un rock melódico con tintes pop, con buenas ideas y mejores posos. Su nuevo disco, Huracanes y Velas Rotas, grabado en Ultramarinos Costa Brava, de nuevo bajo la batuta de Santi García, es mucho mas hardcoreta y power popero que el anterior, algo que ya se intuía por entonces, aunque quizás ellos no fueran conscientes. Con un trabajo de producción concienzudo, la melodía vocal ha ganado muchos enteros mientras pierde importancia el uso de sintes y teclados, en beneficio de una puesta en escena más conjuntada, sonando así como banda mucho más compactados, soltándose la melena en todos los sentidos, incluso para hacer un medio tiempo-balada como El Paradis. Es en las letras donde han subido bastantes enteros. Más directas, evitando los pasajes tan progresivos y enigmaticos de antaño, es otro aspecto donde han ganado confianza, evolucionandohacia terrenos más directos y personales. Con trabajo y sacrificio el futuro les augura muy buenas vibraciones.

LENACAY
RYMA
Mushroom Pillow
twitter.com/lenacay

Xabi Turull (percusión), Ramón Giménez (guitarra) y DJ Panko fueron la Santísima Trinidad de Ojos de Brujo. Y más de 10 años recorriéndose el mundo no han debido de ser suficientes para ellos pues a pesar del mal rollo que desembocó en los últimos tiempos con algunos de sus miembros (con juicios de por medio) a estos tres les pudo más la amistad, tanto, como para terminar formando Lenacay, un proyecto que tuvo su germen en la colaboración entre Ramón y Panko en el EP Remezcla de la casa (04). A partir de ahí surgió un lenguaje común donde vieron que tenían mucho que aportar. Lenacay recoge el testigo de Ojos de Brujo aunque abandone la parte más latina de los últimos tiempos, y vuelva al flamenco más de raíz. Hay un régimen continuista en Cielo azul, se han abierto territorios nuevos como en Soleá incómoda donde la electrónica está muy presente pero a la vez se han utilizado guitarras eléctricas que se acercan al rock, El séptimo sueño es muy industrial, en Me quema la piel la voz es por martinete… Paula, Yolanda y Eduardo completan el combo con un conocimiento vasto y extenso del flamenco.


LOQUILLO
LA NAVE DE LOS LOCOS
Warner
loquillo.com

Regresó Man In Black. Nunca se llegó a ir pero El Hombre de Negro vuelve en este 2012 más imprescindible que nunca. Ha llegado el tiempo de aparcar Su nombre era el de todas las mujeres, su tercer disco que musicaba poesía, esta vez la de Luis Alberto de Cuenca, y enfundarse otra vez la chupa de cuero. Estos son tiempos oscuros y el Loco nunca se ha arredrado. En él vuelve a unir fuerzas con Sabino (mítico guitarrista con quien firmó varias de las mejores canciones de los 80’s y a quien el tiempo le enfrentó) y rescata una buena muestra del cancionero de su renovado amigo. Como le gusta a él, el disco muestra una paleta variada. Hay cañones para el directo, como el final de Contento o una Muñeca rusa que recuerda al Lump de Presidents of the USA, baladas en medio como Paseo solo, o un sonido más actual en su carrera como Planeta Rock y el poso country de Canción de despedida. La primera parte del disco es un clasicismo puesto al día y tras el interludio, un rollo más contemporáneo donde muestra al Loquillo más tradicional y la parte más cercana, a caballo entre Tiempos Asesinos y Mientras Respiremos.


LOVE OF LESBIAN
LA NOCHE ETERNA, LOS DÍAS NO VIVIDOS
Music Bus
blogoflesbian.com

1999 (o cómo generar incendios de nieve con una lupa enfocando a la luna) (09) fue uno de los discos hechos en nuestro país más carismáticos de los últimos tiempos y la banda barcelonesa Love of Lesbian su artífice. Suya fue también una de las giras más largas (tres años duró) y es la que nos trae La noche eterna. Los días no vividos, su séptimo álbum. Porque es un disco doble que narra tanto lo bueno como lo malo que tiene una vida entre la carretera y el escenario, una historia de rock arquetípica, centrada en la noche y el anonimato dentro de una gran ciudad, pequeñas historias que transcurren entre el ocaso y la madrugada con seres anónimos y noctámbulos que mezclan realidad y ficción. Musicalmente, es bastante denso con espacio para multitud de recovecos, y afortunadamente se alejan de sus grandes éxitos como El club de fans de John Boy, y obligan al oyente a prestar toda su atención huyendo de estribillos facilones. Por eso, aunque la masa se haya enganchado a Si tú me dices ven, yo digo Affleck, de ritmo pegadizo, son otras composiciones como Nadie por las calles o una sublime La noche eterna, las que hacen de Love of Lesbian una banda con mucho que decir, tanto en forma, como en contenido.


LUIS BREA
HIPOTENUSA
Marxophone
luisbrea.bandcamp.com

Silencioso cronista de una época, asociado a bares y clubes emergentes en los últimos tiempos de la noche madrileña, en su primer largo encontramos ocho brillantes canciones que desgranan historias de hoy en día (y de siempre, claro), de noches sin fin, de mañaneos en áticos, crapulismo con gafas de sol, estupefacientes, e incluso vidas rotas, pues también losers y fracasados aparecen en ellas, como este madrileño antihéroe que hace bien en confesarse post-indie, una etiqueta que define su rebeldía frente a una infinidad de grupos cortados por el mismo patrón y con una calidad bastante mediocre en su mayoría. El madrileño es acústico y cáustico, un músico de contrastes que no necesita gritar ni saturar su sonido, tampoco decir las cosas de manera corrosiva. Plantea a lo largo del disco una historia conocida de principio a fin, en la que primero define a unos personajes atractivos y casi fílmicos, vampiros nocturnos, de magnético descontrol (Automáticamente o Escabeche) que a medida que pasa el disco, va destrozando para finalizar mostrando sus carencias (“otra vez de bajona, con ochenta pavos menos” en una magistral La Caída, “Vuelve con tus padres” dedicada a tanto músico, o “catetos, luego modernos, luego hipotenusas” en Imágenes).


MAIKA MAKOVSKI
THANK YOU FOR THE BOOTS
Warner
myspace.com/maikamakovski

Qué buen sabor de boca deja el nuevo trabajo de Maika, un disco en el que si bien para nuestra desgracia se aleja de los pasajes más intrigantes y álgidos de un anterior Maika Makovski (10), sí dibuja un universo claro y casi bonito (con detalles nostálgicos) de una compositora creativamente brillante, rápida y directa. Es su nuevo disco, el quinto, lo firma para Warner, y en él encontramos la continuación de un giro que ya vimos en las canciones adaptadas de Edgar Allan Poe que musicaron Desaparecer y que le aleja de la vertiente más tenebrosa e inquietante del trabajo que la encumbró, Maika Makovski (10), dejando de lado (por lo menos en el disco) la pantera que conocimos. Ella misma asegura que hizo lo que le pedía el cuerpo, que tenía muchas ganas de tocar de nuevo el piano lo que le ha dado un giro a esta dirección y que si sigue una corriente mucho tiempo, termina aburriéndose. Es un disco claroscuro, sí, pero prima lo claro, a pesar de canciones como Number o Vulnerable… incluso A Dream, que ahonda en temas más nostálgicos. Las botas de las que habla en su nuevo disco son reales, se las regaló una amiga del internado, y les guarda un cariño especial. Con ellas incluso fue nominada a cinco Premios UFI, ganando el de mejor artista (11).


M-CLAN
ARENAS MOVEDIZAS
Warner
m-clan.ws

¿Firmar tu mejor trilogía cuando llevas dos décadas en la carretera? Sorprendente pero sí, los M-Clan (Ricardo Ruipérez y Carlos Tarque) pueden presumir de ello. Arenas Movedizas (Warner) viene a unirse a Memorias de un espantapájaros (08) y Para no ver el final (10) en un soberbio ejercicio de rock ‘n’ roll y soul marcado por una etapa manifiestamente intimista. Respecto al sonido en sí, está claro que amplían la paleta. Parece que el tándem apoyado en Carlos Raya se aleja consciente de repetirse. Mantienen ese soul en Cuando el camino duela, se adentran en el pantano con Ritual, un rythm & blues bastardo con aires cajún, el rock clásico de siempre que vemos en Arenas Movedizas, Escucha mi voz y Rock ‘n’ Roll del siglo XXI que se torna salvaje en Noches de aullidos o viaja al country final de Sólo el viento. M-Clan hace un rock adulto, sin que suene despectivo como terminó el AOR y sin cabida para las frivolidades propias de otras edades de las que pecaron. Están en un perfecto estado de forma, y qué mejor prueba que pocos hablan ya de Carolina… no hay que remontarse tan lejos para hablar de los mejores días de los murcianos.


MIKEL ERENTXUN
24 GOLPES
Warner
mikelerentxun.ws

No debería ser cuestión menor el nuevo trabajo de Mikel Erentxun, el enésimo ya, en el que muestra unas inmensas ganas, fruto de los buenos resultados que está cosechando. Y es que la crítica especializada está empezando a poner de relieve toda la magnitud de la obra de un artista que después de haber alcanzado lo más alto es capaz de reinventarse a sí mismo o debutar en los conciertos de Radio 3. En las 10 canciones vemos a un camaleónico Erentxun que se puede acercar tangencialmente a la sonoridad de David Bowie (Ropa vacía), la cavernosidad de Tom Waits (Cuervos Blancos) o el rock de autor patrio a lo Lapido (Así son) las reglas del juego) y combinar el pop casi acústico de Srta. Soledad con el rock enérgico de Penumbra. Para ello no se cortó a la hora de grabar en una iglesia, con Henry Hirsch (Lenny Kravitz) analógicamente radical como se define ahora y es que el mundo digital ha hecho mucho daño al rock & roll, ya que todo suena igual, todo suena perfecto pero sin vida.Libre de ataduras ha decidido grabar otro disco, Electrica PKWY, un disco de coste cero que aglutina algunas canciones que hizo en su momento grabadas por él mismo. Es un disco que, aún siendo menor, más humilde, tiene identidad propia.

MISHIMA
EL AMOR FELIÇ
Warner
facebook.com/mishimabcn

Por fin Mishima ve recompensado el trabajo de todos estos años y con su último trabajo recibe el aplauso de todos. Definirlo como rock en catalán sería quedarse corto, porque el gusto por la ampulosidad y la instrumentación en el sonido les hace crecer enteros hacia un rock de gran banda muy interesante.No sorprende el resultado, ni que la gente se haya vuelto loca con el último disco de Mishima, un trabajo que era de vital importancia para la formación catalana, que ha crecido muchos enteros con estas doce nuevas canciones. Pertenecientes a esa nueva escena de pop catalán junto con Manel, unidos por amistad, por compartir local de ensayo y hacer colaboraciones y versiones, así como el gusto por la instrumentación y ampulosidad de su sonido. L’amor feliç es un disco que habla del amor, entroncando con la raíz trovadoresca de la que hablaba Joan Fuster, y bautizado a partir de la adaptación al catalán de Il N’Ya Pas D’Amour Hereux de George Brassens. Reconocen que quisieron hacer algo como A Short Album About Love (87) de The Divine Comedy pero que terminó en plan Big Ban a lo E Street Band, mezclado en la misma mesa que el A Night at the Opera (Queen).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *