Celebritis. Un verano pop (Ecopop. Capítulo II)

Quisimos transmitir las vivencias de unos periodistas de manera divertida e irreverente y con la del Sonorama creemos que lo hemos conseguido. Pensábamos que el Ecopop (20 y 21 de agosto) sería diferente, más tranquilo, más relajado… y aún sin saber cómo iba a terminar. Cambiando el ambiente urbano de Aranda del Duero y con un gran sabor de boca por haber disfrutado de un gran Sonorama, nos metimos de lleno en el enclave paradisiaco que nos ofrecía Arenas de San Pedro (donde nace el Tiétar), la expedición de los ecopopitos (“Del Sonoamor al Ecoporn”) dispuesta a disfrutar de un festival que es una verdadera joya.

El festival para que os hagáis una idea los que no conozcáis el sitio se celebra en el castillo del Condestable Dávalos más conocido como el castillo de la Triste Condesa, construido entre los s XIV y XV, con un aforo que no llega a 2.000 personas lo que le convierte en un evento casi familiar (Eve y el resto se portaron de puta madre con nosotros, todo facilidades, y desde aquí… gracias). Una experiencia entrañable y divertida.

EL PRIMER DÍA CON UN GRAN SABOR DE BOCA

Viernes 20, después de comer, recogemos los bártulos y los primeros de la comitiva llegamos con tiempo para acreditarnos, ver los parajes y merendarnos unos gintonics (esto lo tendría que patrocinar una marca que hacemos más promoción que Fernando Alonso). Con la tranquilidad que dan las vacaciones, y la espera al resto de nuestro equipo (el resto se sumaría al día siguiente para levantar los ánimos y aminorar el cansancio), entramos cuando empezaban los Niños Mutantes. La banda de Granada, una muesca aún en el Ecopop pues todavía no había participado, como los presentaban desde la organización, ofrecieron un show notable, capaces de levantarnos a todo el personal con momentos como el cover de Raphael, Como yo te amo, y seducirnos con ese gran trabajo que han publicado este año, Las noches de insomnio con canciones que nos hicieron vibrar como Mi Mala Memoria.

Otro que debutaba en el festival era Sr Nadie, pero a este no le quedaba otra opción porque La ciudad en el aire es su primer trabajo en solitario. Tras este proyecto, da la cara (se esconde nunca queda bien) Jaime Gª Soriano, otrora cantante de Sexy Sadie, que arranca su nueva carrera y ya se prevé de largo recorrido. Buen recital, un escenario más que apropiado, y el momento clave de la noche sin duda alguna, ocurrido cuando se subieron con la guitarra Juan Aguirre y a cantar Eva, la dupla de Amaral. Me duele la cabeza fue una de nuestras bandas sonoras del viaje desde ese momento. Y además nos quitamos la espinita del Sonorama, que no les pudimos ver.

A estos sí les vimos la semana anterior en Aranda, y nos gustaron mucho más esta vez en el Ecopop. Arrancaron desde una grada, dejándonos una fotografía preciosa de la escena y se llevaron al público de calle. Ya estuvieron aquí el año anterior y por lo visto no cansaron, están en estado de gracia. Love of Lesbian fueron la sensación de la temporada pasada, y parece que no quieren soltar el testigo. Ser cabezas de cartel les sienta de maravilla. Y la diversión para nosotros asegurada, sólo ese final con coreografía a lo OK Go hace que valga la pena seguirles a donde vayan.

GRAN CIERRE DE FESTIVAL… Y DE VERANO

El día siguiente siempre es recomendable pasarlo en las piscinas naturales que se encuentran un poco más arriba del pueblo, también es buena idea para aprovechar a dar una vuelta o disfrutar de la gastronomía local. Unos horarios tardíos de actuaciones te permiten echarte una cabezadita antes de continuar la fiesta musical.

Ya a la noche, arrancamos con Tulsa, conjunto comandado por Miren Iza, que con su segundo disco, Espera la pálida se ha conformado como una de las grandes voces de la escena. Es cierto que abandona en mucho los tintes fronterizos que salpicaban su primer trabajo, que ahonda en conceptos eternos como tristeza y melancolía, pero eso no resta un ápice el buen hacer de su banda, crecida ante las circunstancias. Unas cervezas tranquilamente desde las gradas, con la luna y el castillo, conformaron un espacio delicioso.

La Habitación Roja es una rara avis en este negocio. Siempre en tierra de nadie, los de L’Eliana nunca llegaron tan lejos como Los Planetas ni tuvieron la estrella veloz de otros como Lori Meyers. Sin embargo, 15 años después demuestran una continuidad y creatividad asombrosas. Siguen demostrando que es un acierto contar con ellos. Un concierto muy sólido, con grandes temas de los que jalonan su discografía -a la que hicieron referencia en todo su set, incluidos sus últimos EPs-, y un gran apoyo del público que mayoritariamente se acercó a ver a Sidonie -anteriormente la entrada había sido bastante escalonada-.

Sidonie eran cabezas de cartel y no defraudaron. Si Love of Lesbian triunfaron en la jornada anterior con un gran show, los de Barcelona pusieron la pasión. El Incendio es su disco dedicado al amor, el más beatleiano; ya lo sabíamos y en directo lo comprobamos. Fue un concierto lleno de energía que demostró la química que guardan con el personal, que agachado a sus pies con Giraluna dio unas grandes muestras de comunión con uno de sus grupos preferidos (momento retratado por nuestro fotógrafo Karlos). Como detalles, añadir que Zahara se subió a cantar con ellos en Un día más en la vida, que se marcaron un Riders on the Storm y un apoteósico  final con fuegos incluidos. Y para acabar, Arizona Baby, que aunque si bien nos gustaron más en el Sonorama la semana anterior, se dejaron la piel para cerrar el festi con buen sabor de boca (supongo que el hecho de tener sólo un disco les limita bastante el show y se nos hizo repetitivo). Ya habitual, volvieron a terminar con una soberbia Lucille.

Como reflexión final, os animamos en ediciones sucesivas a acudir a este festival, tranquilo, sin agobios y con gran resultado final.  A la organización, que aproveche el aforo y la ubicación para hacer puntos de encuentro entre artistas, prensa y público lo que le daría un toque de calidad a un evento con nombre propio.

www.ecopop.es

Texto: Rubens
Fotos: Karlos Sanz

4 pensamientos en “Celebritis. Un verano pop (Ecopop. Capítulo II)

  1. muchas gracias a ti, a Karlos por sus fotos, a Rubén con su gran cámara digital, a los tres mosqueteros de Rolling Stone, el equipo de Cuatro y CNN, a Virginia por retransmitirnos como cada año desde Radio3, y todos aquellos periodistas que disfrutais como nosotros de la música. A las terrazas de verano al lado del Castillo, a Oscar el alcalde de Arenas por apoyarnos en estas aventuras, al equipo de seguridad, protección civil, todos los que trabajamos en este festival, a todas las redes sociales, las piscinas naturales, este gran entorno del que disfrutamos…a todos los músicos que han colaborado en nuestros proyectos y los que quedan…pero por encima de todo, gracias a todos los ecopopitos que nos siguen cada año. Gracias!!!

  2. hola soy oskar jefe de seguridad de ecopop.

    gracias a todos y a los ecopopitos por todo.
    espero veros para el siguiente ecopop o boscopop gracias de parte de la organizacion y nos vemos pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *