Nacho Murgui: “El Ayuntamiento no va a ser un freno a la sociedad civil organizada, va a ser su impulso manteniendo la autonomía de los diferentes movimientos”

Nacho Murgui, ex cantante de Hechos contra el Decoro y Desechos, así como ex Presidente de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) es el número dos de la lista de Ahora Madrid encabezada por la jueza Manuela Carmena. Reconocida por su defensa de los Derechos Humanos, la suya es una candidatura de unidad popular en donde sectores políticos (Podemos, Equo y el sector crítico y las bases de IU entre otros), junto a la sociedad civil (15-M, mareas blanca, verde, asociaciones de vecinos, ecologistas…) están volviendo a suscitar una gran ilusión ante la posibilidad de devolverle a la ciudadanía el protagonismo como actor político en en Madrid.

** la entrevista se realizó el pasado 14 de mayo. Las fotos son del facebook de Ahora Madrid      

11051762_1621737081406370_675606855883986628_o

 

La campaña electoral debe estar siendo agotadora. ¿Cómo se vive desde dentro?
Desde el ámbito de los movimientos sociales también se organizan campañas, que aunque no sean electorales cobran tal intensidad que desde luego es equiparable. Como por ejemplo el de la ILP de la PAH que movilizó a mucha gente y con una intensidad tremenda, la gente que está en ello se deja la piel y te lo puedo decir de primera mano. La diferencia es que una campaña electoral sabes cuando empieza y cuando acaba, aunque es cierto que encierra muchas novedades.

Te lo decía porque Manuela Carmena está asegurando estos días que le sorprende que sean tan mercadotécnicas, más parecidas a campañas de marketing.
Eso es así en las campañas tradicionales, pero nosotros no estamos haciendo esa campaña. El grueso de nuestra actividad es realizar actos y eventos en los Distritos en formato asamblea en lo que hacemos una pequeña introducción de la persona de la candidatura que participa en el acto y luego abrimos el turno de palabra. La gente no sólo pregunta, sugiere, reflexiona, critica… y si surgen preguntas y dudas, pues se intentan responder. El formato no es unidireccional, se produce un diálogo.10955508_1622790751301003_452633713821760166_o

Fue en Latina, mi distrito, donde comenzó esta gira de encuentros… ¿Cómo ha evolucionado el engranaje? ¿La gente está más motivada, más concienciada?
En aquel acto me impresionó ver tanta emoción. La gente estaba muy ilusionada y el ambiente era electrizante y maravilloso. A medida que se ha ido avanzando hemos notado que los actos congregan a más gente y se fluye con más agilidad, todo el mundo se ajusta y se es más comedido en los tiempos, se es más concreto. Es un ejercicio que está suponiendo una verdadera gimnasia de la participación, nos está preparando también.

Esa es una de las bazas fuertes de la campaña de Ahora Madrid, y otra es la respuesta que está dando Manuela Carmena a los ataques personales de Esperanza Aguirre. Está siendo muy sólida y creo que en la medida que la gente conozca el proyecto que representáis me imagino que los resultados irán yendo a vuestro favor.
Sí, tendencialmente creo que estamos yendo muy bien. Y claro, es que no hay comparación entre ambas. Manuela es una persona que se presenta por Ahora Madrid, elegida por unas primarias en las que han participado más de 15.000 personas y que se ha caracterizado por una trayectoria basada en la honestidad y la defensa de los derechos humanos de transparencia y de combate a la corrupción, que está haciendo una campaña de escucha de participación, que no está entrando en el juego tradicional del ‘y tú más’ y enfrente tienes a la Presidenta del Partido Popular de Madrid que es probablemente una de las estructuras políticas más corrompidas en este país. Su mano derecha está en la cárcel por casos de corrupción tremendos. No puede decir que ella no sabe nada, que es una recién llegada, que está en contra de eso. Ella fue la cazadora de talentos del PP y le está saliendo como le está saliendo.

… y la muñidora del sistema que permite que pase esto…
Pues por eso, que cualquier comparación que se haga es difícil de sostener salvo en aquellos sectores de la población que tienen un voto muy ideológico, ya que ahí Esperanza Aguirre sí es capaz de agrupar al núcleo duro de la derecha. Exceptuando ahí, creo que Manuela sí puede aglutinar electorado en el resto del panorama político.

No sólo en el ideológico, creo que tenéis un gran reto en el votante de conducta tradicional o conservadora, el que es ajeno a las redes sociales y los encuentros, sólo localizable en los buzoneos, que se fija en los carteles y banderas….
Me imagino que eso se consigue fundamentalmente a través de los medios de comunicación de masas, y ahí si bien es cierto que ha habido serios intentos de silenciarnos, nos estamos abriendo bien paso y cada comparecencia de Manuela en los medios se traduce en un éxito tremendo en cuanto al apoyo. En cuanto ven lo que significa la candidatura de Ahora Madrid, la respuesta es bastante positiva.

11081436_1606970756216336_3344376900719728785_n¿Qué aportáis el equipo joven aglutinado en torno a ella? La paleta está bastante bien cubierta, tú en temas vecinales, Mauricio Valiente en temas de inmigración, Pablo Soto respecto a las tecnologías…
Bueno joven… Mauricio es un tío que está en forma y yo tampoco soy tan joven… (sonríe), pero creo que aportamos trayectorias, y experiencias en diferentes ámbitos de Madrid, y conocimiento de determinados contenidos más específicos y en algunos casos incluso de funcionamiento institucional del Ayuntamiento de Madrid. Inés y Jorge han sido concejales, yo he estado durante ocho años presidiendo la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de la Comunidad de Madrid y recorriéndome los barrios recogiendo buena parte de las inquietudes de los vecinos, el conocimiento de Pablo Soto de las nuevas tecnologías y de la participación ciudadana a través de ellas, es importantísimo, Guillermo respecto a la dinamización cultura y participación en muchísimos movimientos… Es verdad que somos una candidatura más joven, pero paradójicamente aportamos mucha experiencia.

Respecto a tu trayectoria al frente de las Asociaciones (FRAVM), ¿qué balance haces de cara a tu candidatura? Da la sensación que las Asociaciones de Vecinos han tenido tradicionalmente intereses contrapuestos, en función las afinidades ideológicas distintas por un lado, y las necesidades específicas de cada una por el otro.
Yo para nada estoy de acuerdo con tu interpretación de que sean objeto de tira y afloja ideológico. De hecho una de las características del movimiento vecinal es que a pesar de que en buena medida ha estado dinamizada por la militancia de base de partidos de izquierdas, en su día fundamentalmente el PCE, pero también otros, sí que ha sabido mantenerse a salvo de las tiranteces políticas que han existido en otros ámbitos, movimientos sociales o si quieres, la izquierda social. Tiene otra virtud y es que a pesar de su larga trayectoria tiene cierto dinamismo, y que aunque a lo largo de estos años nos han matado muchas veces, se da la circunstancia de que en prácticamente todos los barrios de Madrid hay una Asociación de Vecinos y eso no ocurre con ninguna otra cosa, ni colectivos juveniles, ni específicos de mujeres o ecologistas… pero vecinales sí. Así, cuando la sociedad se tensa y empieza a funcionar, tiene a las AA.VV. como referencia. Muchas asambleas y grupos de trabajo que salieron del 15-M, terminaron ligándose a muchas AA.VV. porque terminaban utilizando su local, su estructura, bebieron de su experiencia. Plataformas de Vivienda, huertos urbanos, grupos de consumo… están muy asociados. Son muy necesarias y va a seguir siendo así.

¿Qué retos se les plantean a partir de ahora? ¿Y en la medida en que gente como tú participe en el Gobierno local?
Los retos vecinales seguirán siendo los mismos gane quien gane las elecciones, y pasan por velar por los intereses de los ciudadanos y porque haya unos canales de participación cada vez más amplios y en mejor funcionamiento. Luchar porque se mejoren las condiciones de vida de los ciudadanos, y negociar con la Administración las medidas que los vecinos crean poner en marcha en sus barrios. Y esto es independientemente de quien gobierne. Aunque habrá gobiernos que sean más sensibles a la participación ciudadana y otros que su sensibilidad estará con respecto a los intereses financieros y de algunas compañías. Lo que sería un error es pensar que una vez determinadas fuerzas políticas alcanzan el poder local, el papel de los movimientos dejen de tener sentido. Y al revés, tienen que tener mucho más.

Ese fue el error del 82 y el que muchos temen que pueda volver a pasar.
Uno de los errores, pero no caigamos en la simplificación de decir que todo fue eso. Pasó mucha gente buena al Gobierno, pero también se quedó mucha gente. Lo que pasa es que los movimientos sociales tienen su momento de mayor actividad y sus momentos de reflujo. A saber qué hubiera pasado si no se hubiera conseguido el poder, ¿hubiera seguido al alza? seguramente se hubiera agotado. Responden a un momento determinado. ¿Es un error que todas las fuerzas se concentren en el ámbito institucional? Yo creo que sí. Pero creo que ha habido un aprendizaje, y la situación de la que partimos es distinta. También existe la posibilidad de que la llegada de determinadas fuerzas políticas al Ayuntamiento no va a ser un freno ni un muro de la sociedad civil organizada, sino todo lo contrario, va a ser un impulso y una potenciación, manteniendo la autonomía de los diferentes movimientos. También sería un error intentar controlar, manipular los mismos.11218199_1621736004739811_3000107058718479091_o

El mayor miedo de muchos es que si hay un cambio, todas las ganas de hacer cosas nuevas se vean frustradas por el endeudamiento masivo del Ayuntamiento. Estáis haciendo mucho hincapié en una auditoría ciudadana, que está fenomenal porque implica transparencia. Pero ¿Cómo se revierten ciertas deudas ilegítimas o ciertos contratos?
Hay cuatro elementos que introduces en la pregunta. El primero es el tema de la falta de recursos. Y ahí hay que establecer que por ejemplo, cuando un festival de cine es organizado por los vecinos, la diferencia presupuestaria respecto a cuando lo haga una empresa contratada por el Ayuntamiento para organizarlo, puede ser de estar multiplicándolo por 10 o 12 si se trata de una concesionaria. Hay una manera de hacer las cosas extremadamente cara y es cuando utilizas los recursos públicos para beneficiar a unas pocas empresas privadas. Esto también tiene que ver con la deuda y la transparencia. La deuda que hemos adquirido los madrileños y madrileñas por obra y gracia del Ayuntamiento de Madrid responde a una serie de operaciones que nunca le fueron consultadas a los madrileños, y a una serie de sobrecostes que en muchos casos han multiplicado los proyectos que en muchos casos habría que investigar quién se los ha llevado. Auditoría ciudadana significa echar las cuentas delante de todo el mundo, nos lo dijo una ciudadana y tal cual te lo digo. No es sólo colgar las cuentas para que la gente las pueda ver, es traducirlas para que las pueda entender. En tercer lugar, los contratos son muchos y variados. Algunos están en una situación jurídica, otros en otra, algunos se agotan ahora y otros más adelante. Pero todos tienen una cosa en común, las inspecciones para ver si se están llevando a cabo las condiciones del mismo no se están produciendo. Y eso es lo primero que hay que hacer, ver si se cumplen y si no, denunciarlo. No por una cuestión ideológica ni maximalista, es que los ciudadanos estamos pagando por unos servicios que no nos están prestando. Teniendo una jueza encabezando la candidatura, sabemos que los mecanismos legales no nos los vamos a saltar (bromea). En serio, dentro de lo legal, pero vamos a apretar las tuercas. El Tribunal de Cuentas, nada sospechoso de ser bolchevique, ya ha reconocido que la gestión directa de los servicios públicos es más barata que la concesionaria, y ya hay lugares que están revirtiendo. Y si además estamos en una ciudad en la que nos dicen que no hay recursos y lo repiten hasta la saciedad, pues razón de más para hincarle el diente a todo eso. Y ya por último, la cuestión de si hay dinero o no hay dinero. El Ayuntamiento de Madrid ha cerrado el año pasado con un superávit. 400 millones que no se han gastado y han presumido de eso. La Junta Municipal de Usera devolvió 1.900.000 euros de su Presupuesto de servicios sociales, un barrio donde viven una situación social insostenible. Hay dinero, pero si no te lo gastas y lo devuelves… Se utiliza para seguir amortizando deuda, sin ser la parte del Presupuesto destinada a pagar la deuda. En estos últimos cuatro años no ha existido Ayuntamiento.

¿Quién iba a decir hace 20 años, cuando estabas en Hechos Contra el Decoro en los márgenes de esta democracia que nos han vendido, que ahora ibas a dar el paso y desde dentro intentar revertir las cosas?
La opción es esa por varias razones. No es sólo porque se quiere sino porque se puede. La sociedad por norma general no se plantea problemas que no se pueden resolver. En aquel momento determinadas posiciones que planteaban una transformación del orden las cosas, de una democracia radical, tenían muy poquitas opciones. El apoyo era mínimo, la gente que participábamos era muy poca, las posibilidades que teníamos eran muy pocas. Pero han ocurrido muchas cosas.

Dices que erais muy pocos, pero grandes hitos de conquistas sociales sucedieron entonces. Aznar se vio obligado a suprimir el servicio militar obligatorio gracias al movimiento insumiso y los objetores, aparecieron los centros sociales okupados, también estuvo el 0,7%…
Había 35.000 insumisos en el momento en que yo me hice, y nos tenían que meter en la cárcel… Para mí fue uno de los episodios más importantes de mi vida, asumir ese riesgo a nivel personal, pero dentro de un ámbito colectivo que quería cambiar las cosas y lo consiguió con desobediencia civil y con un apoyo social masivo. Pero ha habido picos y valles, siendo todo muy puntual. Hacer asambleas de 600 personas entonces era un sueño. El Prestige, la oposición a la Guerra de Irak… han sido hitos que han ido escalonando de manera más masiva esta disposición de la sociedad a transformar las cosas desde un punto de vista democrático, y entre hito e hito ha habido un trabajo silencioso que ha ido alimentándolos, y este que estamos viviendo, primero en las plazas con el 15-M y hoy con Ahora Madrid es otro de ellos.

Es curioso que los medios de comunicación de ultra-derecha, especialistas en sacar las miserias, y especialistas en golpes bajos, no te ataquen por tu pasado musical, en el que con canciones como “Democracia de la cal”, os posicionabais de frente contra el sistema, o que trabajarais con Gora Herriak (división internacional de Esan Ozenki), el sello de Fermín Muguruza, otro que bien podría hablar sobre la censura sufrida en su persona.
Eso sería bastante pobre. Canciones como esa que dices denuncian una violación flagrante de los Derechos Humanos en este país, por hechos por los que hay gente condenada y que ha pasado por la cárcel, a la denuncia de un delito no se le puede atribuir radicalidad ni extremismo alguno, se pone sobre la mesa una serie de crímenes de Estado, y perfectamente asumible. A todas las canciones que tenemos se las puede tachar de cierta radicalidad tanto en cuanto hacían referencia a los problemas que estaban en la raíz de muchas cosas pero no extremismo, denunciamos crímenes y los jueces así lo demostraron. La vinculación a un sello independiente en ese momento… pues es que si no, con esa música, no había forma de sacar discos a la calle. Lo llevamos a gala.

Era otra época, es cierto, “Borreroak Baditu Milaka Aurpegui” de Negu Gorriak, llegó a ser aclamado hasta por ABC y RNE como uno de los mejores discos de aquel 1993.
Y era un sello que sacaba discos de todo el mundo, belgas, argentinos…11206845_1622791271300951_4155011741767350448_o

¿Qué ha supuesto volver a grabar con tus compañeros de Hechos contra el Decoro después de tanto tiempo la canción oficial de Ahora Madrid?
A mí me emocionó muchísimo el que según empezamos a hablarlo entre los miembros del grupo, la reacción fue de todos a una y como una flecha, no dudó nadie ni un segundo, se pusieron a currar como máquinas. Y fue muy emocionante encontrarse en el local de ensayo. Yo llegué más tarde y estos ya tenían la música compuesta. Y llegar al local y escuchar una canción que no había oído en mi vida a través de la puerta pero que no cabía la más mínima duda de que era Hechos Contra el Decoro, para mí fue impresionante. En relación a lo que hablábamos antes sobre cómo había evolucionado la gente para poner ahora música a una cosa que es análoga a aquella, para mí simboliza ese hilo rojo que hace conexión entre lo que se hizo entonces y lo que se está haciendo ahora.

Garantízame al menos un concierto en caso de que ganemos.
Pues no lo sé (ríe), para mí merecería la pena de todas, todas. Pero imagínate, cada uno del grupo con sus cosas, sus movidas…

…Eh, que sólo he pedido un concierto, no una gira (risas)…
Ya, ya, pues habrá que hacerlo.

Primero con Hechos contra el Decoro, luego en Deshechos… supongo que las responsabilidades políticas te hicieron imposible mantener tu actividad musical. ¿Cómo echas la vista atrás?
Si te soy sincero, no estoy echando la vista atrás. Ahora tengo la vista fija y concentrada en un objetivo que es que en esta ciudad el día 24 tiene que haber un cambio político y tenemos que cambiar el Gobierno de la ciudad, para favorecer y que sigan avanzando estos proyectos y que lo hagan con más facilidad. Aunque seguirán siendo y avanzando independientemente de que haya cambio en Madrid o no, no soy partidario de la premisa del ‘Ahora o Nunca’, soy más del ‘Ahora y Siempre’. Pero es una oportunidad única y hay que aprovecharla. Y no sólo va a beneficiar a las personas que están movilizadas, va a mejorar la calidad de vida de la gente. Para que la gente deje de tener esa losa de estar gobernados por unos indecentes.

Hechosfoto4

Músico una vez, músico toda la vida, ¿cómo debería cambiar Madrid en su relación con las Artes y la Cultura?
Nunca he sido músico, lo mío ha sido un accidente. Ni sé cantar, ni toco ningún instrumento, sólo sé aporrearlos…. Han sido casi 20 años en grupos porque me he encontrado con gente maravillosa que me ha hecho un hueco en esto y porque me encanta y me divierte muchísimo, y escribir letras se me daba más o menos bien, pero yo siempre he vinculado mi actividad musical a los amigos. Con otras personas aparte de Hechos contra el Decoro o Deshechos no me hubiera interesado. Dicho de algún modo, la música me ha servido para vincularme a una gente y a todo lo que le ha rodeado. No me considero músico.

Pero sí has sufrido el acoso del Ayuntamiento a salas de teatro o de conciertos, a causa de las licencias, el acceso de menores de 18 años a los conciertos ¿Qué ideas tenéis al respecto?
Es cierto que debería existir un circuito público no sólo para que los grupos ensayaran sino que además pudieran tocar y se formaran haciendo su trabajo con un mínimo de condiciones, porque el esfuerzo que requiere llegar a poder tocar es tremendo, y esta ciudad es una ciudad muy poco amable para eso. Sí es cierto que hay recursos y si se pusieran a hacerlo funcionar, sería estupendo. Tampoco hay que caer en cierto discurso que podría confundirse con no respetar el derecho al descanso que también está en la ciudad y que se tiene que combinar con el derecho al ocio y a la cultura, pero creo que es una cuestión de voluntad política el hecho de que se pueda hacer y que se pueda hacer bien. ¿Qué ocurre? Que a veces no interesa, porque el que la gente se junte, se agrupe, se divierta de manera junta, no siempre es cómodo para el poder, porque genera cosas. En torno a esa actividad se ha ido generando en Madrid mucha vida. No tenemos que volver a hacer conciertos en las plazas como en la Movida sino favorecer que la gente pueda organizar sus conciertos, elegir cómo, dónde y cuándo, articulado con el resto de derechos. Hay que conseguir que Madrid sea un suelo fértil para que surja toda esa actividad cultural.

¿Incluyendo algún gran festival?
Podría serlo, ser cauce y motor y no poner dificultades. Basta con no ser un muro. No sé si de festivales de ese tipo, porque es otro debate, si eso es bueno, si es conveniente, si hay otro modelo que fomente experiencias más micro… Que los chavales puedan tocar todo el año es más importante que hacer una vez al año un macrofestival. Pero hay ejemplos como en Aranda de Duero, donde el Sonorama creo que ha generado más consenso, pero vamos, que eso requiere un debate tranquilo y en profundidad, con mucha reflexión.

Londres prácticamente duplica el PIB cultural de Madrid y Nueva York casi lo triplica ¿hay margen para soñar?
Hay margen para soñar con los pies en la tierra, sin que nos digan que somos unos fantasiosos. Pues soñar y hacerlo en voz alta porque hay una base material muy fuerte que puede hacer que muchos de ellos se hagan realidad. Con números, con cifras, con estructuras… No estamos soñando cualquier cosa, ni proponemos cualquier cosa, la gente cuando se pone a soñar, sueña con sentido común. Nadie pide cosas imposibles. Si las cosas dependen de la ocurrencia de un gobernante, pues sí se le ocurren idioteces. Si participa la gente en un sentido amplio, no va a salir nunca adelante una cosa así.

El hecho que queráis abrir estos debates ya es un buen punto de partida.
Es que hay que abrirlos, claro que hay que abrirlos. Todos. Cuando decimos que hay que gobernar escuchando, nos lo creemos a pie juntillas. Más vale tardar en tomar una medida tres meses pero habiendo hablado con todos los actores que se van a ver directamente afectados por esa decisión que hacerlo de manera precipitada ejerciendo un poder. Te han votado para que gestiones, no para que mandes. No te han votado para que te quedes con lo de todos. Ahora vendo vivienda pública, ¿pero por qué? No te han votado para eso. No eres el propietario, es como si el chófer te vende el coche del millonario. ¿Y eso? No, es que es más rentable… Esto es lo mismo, no podemos tomar las grandes decisiones que afectan a la ciudad sin contar con los vecinos. Hay que acostumbrarnos a establecer estos mecanismos. Que en Madrid haya gente tan preparada, tan dispuesta e ilusionada y con tantas ganas de currar y mejorar las cosas. Hablas con todo el mundo, funcionarios públicos, pequeño comercio, gente joven y está todo el mundo deseando que cambie la cosa, porque todo el mundo tiene ganas de hacer cosas y de que les dejen. A ellos (el Ayuntamiento) que se les llena la boca con la palabra emprendedores… si la ciudad tiene una capacidad de emprendimiento total y la tienen constreñida. Es mentira que le den la pasta a los empresarios, es mentira, se la dan a cuatro. Al resto nos tienen asfixiados.

11206535_1621738084739603_6262901265336427422_o

Usa protector solar

 

Esta es la famosa columna de Maria Schmidt, publicada el 1 de junio de 1997 en el Chicago Tribune, convertida en videoclip por el director de cine Bazz Luhrmann (el de Moulin Rouge). Su título fue “Advice, like youth, probably just wasted on the young” pero se popularizó como “Wear Sunscreen”, “Usa protector solar”. En ella se daban consejos sobre como aprovechar la vida y la juventud, y merece la pena.