Shout Out Louds en Madrid con la madurez de Work

Una de las grandes formaciones suecas de los últimos tiempos aterriza en nuestro país para presentar Work (Ada / Warner), un trabajo tan polivalente como arriesgado que ha causado controversia a la par que ha abierto las puertas de un nuevo sonido, más maduro para el quinteto de Estocolmo: “Algunos dudan, otros son entusiastas desde el primer momento. Sabíamos desde el principio que este disco no iba a deleitar al instante al público, pero nos gustaba mucho la idea de hacer uno de esos álbumes completos en el día en que la gente todavía los compra en lugar de descargar canciones específicas, y se toman el tiempo necesario para encontrar nuevas cosas en una grabación que tiene más de un año. Alucinante pensar en estos días, ¿no?”, nos comentan ante la inminente llegada (7 de abril en Heineken).

BUSCANDO LA CANCIÓN
Tras un debut internacional sonado con Howl Howl Gaff Gaff (05) y una notable continuación, Our Ill Wills (07) que les llevó a girar por dos años, los de Estocolmo regresan con un trabajo en el que abandonan las peculiaridades sonoras que fueron su santo y seña y dan un salto hacia la profundidad y madurez. Si en sus otros discos podíamos encontrar muchas más cosas que sucedían, tipos diferentes de instrumentos, cambios constantes, en este se busca la canción como concepto, sin necesidad de recarga ni de elementos superfluos: “No podemos estar más de acuerdo, has acertado. Es probable que no estamos buscando un lugar al cual llamar hogar musicalmente. Estamos siguiendo nuevas pistas y nuevos caminos todo el tiempo, y mientras algunos de ellos nos llevan de vuelta al punto de partida, nunca vamos a permanecer en un mismo lugar o repetir algo que ya hayamos hecho por completo”.
Así, en Works, aunque no sea tan sorprendente a primera vista como los anteriores, deja una huella duradera en cortes como Fall Hard, Walls, Throwing Stones, The Candle Burned Out o Paper Moon, brillantes melodías que hacen de este disco, un excelente decálogo.
Para llegar a él tomaron un descanso de  medio año durante el cual se separaron y viajaron a los confines de mundo: “No pensamos que deba ser una regla general, pero después del segundo disco,  de algunos de nosotros teníamos una buena razón para viajar muy lejos y sacar el máximo provecho de ese tiempo libre. Eso generó una sensación de alivio, para los que lo hicieron, y para los que se fueron a su casa. Todos podemos estar de acuerdo en esa sensación. Es difícil estar muy unidos en un grupo por mucho tiempo, pierde su sentido el ser de un individuo a la hora  de tomar decisiones personales y puede ser desalentador. También existe esa lucha constante de siempre tener que dejar a tus seres queridos atrás, esas despedidas generan un fuerte desgaste en el tiempo.

VISITA A ESPAÑA

Como dijimos, este mes se pasan por nuestro país, con el que guardan una grata relación: “Estamos locos por España, y el pueblo español. Nunca hemos pasado un solo momento aburrido en España y siempre esperamos que al revés ocurra de la misma manera cuando estamos en el escenario”. Para ellos esta gira está siendo especial porque cuentan con nuevo batería para la misma porque Eric estrena paternidad, “estamos entusiasmados la verdad. Con el batería también. Es muy bueno”, sonríen mientras confiesan que ya están en el estudio aunque no arranquemos más información: “Nuestros labios están sellados, aunque la sensación es que va a ser grande”, dicen.

www.shoutoutlouds.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *