Additional Instructors Can not Find the money for To Dwell Wherever They Educate

Enlarge this imageLA Johnson/NPRLA Johnson/NPRKelly Henderson loves her position, teaching at Newton South Highschool in a very suburb west of Boston. But she’s pi sed off she are unable to manage to are living within the community exactly where she teaches: It truly is portion in the 10th most expensive housing marketplace in the country. «For people while in the private sector, they’re likely expre sing ‘Oh poor you, you can’t reside during the local community in which you work, what is the big deal?’ » suggests Henderson, 35. «And I suppose element of the character of general public instruction and why it is a diverse sort of work, is it really is all-consuming because it must be.» Just like a good deal academics, she desires to be described as a very important section of your community wherever she operates. She says people today in high-cost communities need to have to recall that a teacher’s job does not conclude at three:00. «You want them to educate a crew, you wish them to show all day, you want them to get a college adviser, you need them to get in a position to offer Vegas Strong Jersey your child exce s aid prior to faculty, following school anytime.» Which leaves academics by using a problem: «We’re continuously forced for making that preference: Do I stay and enjoy my college students within the faculty engage in, or do I’m going dwelling and don’t forget what my spouse seems to be like occasionally?»The problem is playing out in high-priced true estate markets through the U.S., from Boston and Seattle to Rocky Mountain resort communities. (We have also noted over a relatively unique housing difficulty: a shortage of locations for teachers to stay in rural spots, and the way some communities are making housing for them.) The communities in and around the booming tech economic system in northern California’s San Francisco Bay spot are specially challenging hit. At Walter Hays Elementary School in Palo Alto, while in the heart of Silicon Valley, a group of students enjoys end-of-day flag soccer on an expansive lawn. Enlarge this imageThird-grade instructor Tara Hunt receives up around four a.m. to produce her two-hour commute from the coastal village of Capitola to Walter Hays Elementary University in Palo Alto, Calif., in the coronary heart of Silicon Valley.Eric Westervelt/NPRhide captiontoggle captionEric Westervelt/NPRThird-grade instructor Tara Hunt will get up all over four a.m. to produce her two-hour commute in the coastal village of Capitola to Walter Hays Elementary University in Palo Alto, Calif., within the heart of Silicon Valley.Eric Westervelt/NPRInside, third-grade trainer Tara Hunt, a 16-year veteran, is preparing for that following instructing working day. She will get up all-around 4 a.m. to really make it in from your coastal village of Capitola a commute that may consider two hours in targeted traffic. She desperately wishes to transfer closer to work. But, to date, that’s not going on. «This is where by every one of the tech work are. And it’s pushing out your community helpers,» she claims. «The charge of dwelling just retains likely up and up.» Hunt can’t help but marvel: «Who will we blame? Will we blame the householders who will be renting out their house? Do we blame the town?» I check with Hunt what share of her regular revenue she’s investing on housing: «More than 50 percent for lease, absolute confidence. Not such as utilities.» The final rule, I remind her, is the fact you mustn’t spend greater than one-third. «Right,» she says, laughing «Whoever came up with that rule under no circumstances lived in California. They’re from Mi souri or Ohio.» Hunt will make a great wage Malcolm Subban Jersey . Veteran academics in Palo Alto a prime district in the state might make more than $100,000 a 12 months. She really wants to join with all the neighborhood and people she teaches. But when Hunt looked for a place during the town where by she’s taught for additional than a decade? «I was investigating a two-bedroom property in Palo Alto for rent for $7,500 a month 1,200 square ft. I do not even know who that would function for. » In higher expense towns, teachers and their unions are significantly earning cost-of-living adjustments central to deal talks, although conceding that is not sufficient. «It’s crucial for teachers to are living and make roots in the communities in which they educate,» Randi Weingarten, president of your American Federation of Academics, tells NPR Ed. «Yet renting or buying a house in costly cities is economically out of reach for some educators. Salary improves alone will not do the trick.» Cities and communities, meantime, are scrambling to discover alternatives. Scores of metropolitan areas have included affordable-housing quotas to policies on new enhancement. Some are debating making subsidized condos or apartments specifically for teachers. Palo Alto’s City Council is checking out several concepts including subsidized housing for teachers together with other community servants who are not able to afford community rents but make way too substantially to qualify https://www.goldenknightsshine.com/William-Carrier-Jersey for low-income housing. San Francisco is using various ways, such as forgivable housing financial loans, house loan a sistance and, inevitably, cost-effective housing especially for teachers. In May well the town will restart its Trainer Future Door program, which offers city teachers as much as $20,000 towards the purchase of their initially home. The hope is usually that the moves may help stem a trainer turnover crisis within the town introduced about mainly by the tech-driven housing boom. «We have instructors that are having to pay rents which have been 50 or 70 percent in their get residence spend,» claims union official Matthew Hardy with United Educators of San Francisco. «That’s just not tenable for preserving people during the school district. That is producing instability within our educational institutions.» A lot of of those plans that towns are urgent have still to significantly move the needle. «So much, handful of area initiatives are already equipped for making a significant dent in the challenge,» states Stockton Williams, a housing expert using the nonprofit Urban Land Institute. The most important changes metropolitan areas might make, he claims, are «removing or a suaging regional hurdles to more improvement. This implies every little thing from far more versatile zoning, much more succe sful entitlements and even more outreach to neighborhoods that resist more advancement.» In Silicon Valley, Tara Hunt says she is aware of some parents are sympathetic. But she’s undecided they actually get it. Most are within a distinctive tax bracket and, at times she suggests, it seems like they’re within a various globe. «Steve Jobs’ young ones went by means of this faculty. We’ve got some pretty high-profile mom and dad. It truly is definitely hard to relate with them because they are very wealthy folks,» she says. And, she adds, its tough for those men and women to understand what Silicon Valley teachers are going through: «No one’s being proactive.» Maybe practically nothing will probably be finished, Hunt states, until finally extra veteran academics get started to pack up and leave the communities they serve. «I have a very ton of trainer friends who tell me, ‘One a lot more 12 months, that is it. Then we’re going to Sacramento or nearly Oregon.'» Lydia Emmanouilidou contributed to this report.

New Report Finds Climate Improve Presently Owning Broad Affect

Enlarge this imagePeople https://www.flyersshine.com/Taylor-Leier-Jersey study the injury on Scenic Highway in Pensacola, Fla., following component of it collapsed adhering to weighty rains and flash flooding on April 30.Marianna Ma sey/Getty Imageshide captiontoggle captionMarianna Ma sey/Getty ImagesPeople survey the damage on Scenic Freeway in Pensacola, Fla., just after section of it collapsed following significant rains and flash flooding on April 30.Marianna Ma sey/Getty ImagesA new U.S. federal government report introduced Tuesday finds that local climate alter is now getting a broad influence on both weather plus the overall economy. NPR’s Elizabeth Shogren tells our Newscast unit the third National Local weather Evaluation will be the most detailed appear at weather change which the federal government has ever produced. It had been put jointly by far more than three hundred profe sionals «guided by a 60-member Federal Advisory Committee.» She filed this report for our Newscast device:»The report finds local weather improve is causing more repeated or powerful heat waves and downpours. In certain regions it’s resulting in additional floods or droughts. Climate modify already disrupts e sential parts of our overall economy vitality, transportation, agriculture and drinking water offer. Among the authors, College of Arizona profe sor James Buizer, states the most significant transform with the government’s last a se sment is attempts underway to cut back greenhouse gases and adapt. » ‘People are presently starting to act, getting ready for that climate which will be, not the weather which was,’ he says. «But the report states these initiatives thus far are inadequate in order to avoid progre sively negative impacts.» Update at 8:41 a.m. ET. Humans Leading to Global Warming: Amongst the differences between this report and its predece sors is usually that scientists became Sean Couturier Jersey much more self-a sured that human activity specially the burning of fo sil fuels has driven the vast majority of warming up to now 50 a long time. Here is a surprising graphic that reveals exactly where temperatures can be based on organic warming versus where these are after you compound pure additionally human variables: Enlarge this imageA graph exhibiting warming caused by all-natural and human factors.U.S. International Modify Study Programhide captiontoggle captionU.S. Worldwide Improve Investigate ProgramA graph exhibiting warming attributable to normal and human factors.U.S. Worldwide Alter Investigate ProgramAnother graphic accompanying the report reveals an impact the majority of the U.S. has seasoned: The report finds a «clear nationwide pattern towards a bigger amount of money of precipitation currently being concentrated in pretty major events, specifically during the Northeast and Midwest.» Basically, hefty downpours: Enlarge this imagePercent adjustments from the amount of precipitation slipping in incredibly heavy events (the heaviest 1 p.c) from 1958 to 2012 for each location.U.S. Global Adjust Analysis Programhide captiontoggle Michael Raffl Jersey captionU.S. World-wide Improve Exploration ProgramPercent changes from the quantity of precipitation falling in very significant activities (the heaviest 1 percent) from 1958 to 2012 for every area.U.S. Worldwide Transform Analysis ProgramUpdate at nine:23 a.m. ET. About the Politics:The new York Moments surveys the politics from the background of the report:»The report was unveiled at the White House, and President Obama planned to spend portion from the day highlighting the conclusions in interviews with television weather forecasters about the state. «The administration hopes to make use of the report to shore up public a sist for the president’s local weather policies as he tries to place new rules in place to restrict emi sions. An important political battle in exce s of the rules is anticipated this summer, with Republicans by now accusing Mr. Obama of plotting a ‘war on coal.’ «Some Republican users of Congre s have contended which the science of worldwide warming is usually a hoax perpetrated by a worldwide conspiracy of climate experts, some extent of check out Mr. Obama has mocked as comparable to belief inside of a flat Earth. Other Republicans concede that weather change due to human action is real, but nonethele s fear as do some Democrats that the president’s procedures will ruin positions for miners and damage the broader overall economy.»

Indiana’s HIV Spike Prompts New Calls for Needle Exchanges Statewide

Enlarge this imageNeedle trade applications, like this one in Portland, Maine, offer totally free, sterile syringes and needles to drug consumers. The programs get monetary savings and life, well being officials say, by curtailing the unfold of bloodborne bacterial infections, like hepatitis and HIV.Robert F. Bukaty/APhide captiontoggle captionRobert F. Bukaty/APNeedle trade packages, such as this just one in Portland, Maine, give free, sterile syringes and needles to drug end users. The applications cut costs and life, overall health officials say, by curtailing the distribute of bloodborne infections, such as hepatitis and HIV.Robert F. Bukaty/APShane Avery techniques loved ones medicine in Scott County, Ind. In December, a patient came to his place of work who was pregnant, and an injection drug person. Just after operating some schedule a se sments, Avery discovered that she was constructive for HIV. She was the next scenario he experienced seen in only a handful of months. Enlarge this imageDr. Shane Avery (correct) and Kevin Collins, Scott County’s coroner, say the prescription opioid trouble of their neighborhood has resulted in an HIV outbreak which is neverthele s expanding.John Sommers II/Reuters/Landovhide captiontoggle captionJohn Sommers II/Reuters/LandovDr. Shane Avery (appropriate) and Kevin Collins, Scott County’s coroner, say the prescription opioid trouble inside their group has resulted in an HIV outbreak which is continue to expanding.John Sommers II/Reuters/Landov»Right then, I sort of understood, ‘Wow, are we to the suggestion of a thing?’ » Avery claims. «But you only set it away. … It is statistically an oddity if you’re just one minimal health practitioner, you know?» It was not only a blip. Wellne s officers have recognized dozens of latest HIV situations in the region considering that December, plus much more are predicted. Scott County is amongst the poorest and https://www.flamesshine.com/Noah-Hanifin-Jersey least healthier counties in Indiana. For some time, it has struggled with injection drug abuse. Now the drug use in the region has spawned an epidemic of a diverse type: HIV. «I’m truly surprised there haven’t been identical outbreaks in related areas of the country that could be described within the exact way as Scott County, Ind. It might be this is definitely the initially of many.»Dr. Andy Chambers, psychiatrist and dependancy expert, Indiana College Far more than 70 new bacterial infections while using the AIDS virus happen to be verified in just the last few months, inside a place that typically sees a Rasmus Andersson Jersey handful of instances inside of a yr. The disaster led Indiana’s governor, Mike Pence, to declare a community health and fitne s crisis Thursday. Furthermore, it reignited a discu sion during the condition in exce s of using needle exchange systems to prevent HIV’s distribute amid buyers of injected medicines. Such programs are actually found to work somewhere else, although the tactic is prohibited in Indiana and in 22 other states. Numerous of the outbreak’s situations are linked specifically to oxymorphone, a prescription painkiller usually recognized from the model title Opana. The opioid seems to are becoming a favourite amongst drug abusers, who grind up the tablets to inject the medication. Sharing needles is popular.HealthNeedle Exchange Program Generates Black Current market In Clean SyringesShots – Health NewsNeedle Exchanges Often Overlooked In AIDS Struggle «There is actually a social network that often goes together with this kind of drug use,» suggests Dr. Andy Chambers, a psychiatrist and habit expert in the Indiana University School of medicine. «So it truly is pretty normal for infectious illne ses to spread by in the needles.» Chambers claims the HIV outbreak calls awarene s towards the nationwide epidemic of opioid drug abuse. «I’m e sentially … amazed there have not been other, very similar outbreaks in other areas of the country that might be explained during the exact same way as Scott County, Ind.,» he claims. The fear of HIV spreading beyond Scott County has reignited discu sion about regardle s of whether needle exchanges ought to be legalized through the point out. The strategy encourages drug users to trade their made use of needles and syringes without cost clear kinds in order to decrease the distribute of infections that happen if the products is reused and shared. Enlarge this imageThough even now against legalizing needle exchanges all through the condition, Indiana Gov. Mike Pence advised reporters Thursday he will quickly permit the technique in Scott County.Michael Conroy/APhide captiontoggle captionMichael Conroy/APThough however opposed to legalizing needle exchanges all through the condition, Indiana Gov. Mike Pence instructed reporters Thursday he will temporarily allow the technique in Scott County.Michael Conroy/APThe Facilities for Disorder Manage and Avoidance convinced Gov. Mike Pence to permit a temporary needle exchange in Scott County as aspect on the crisis response. But Pence remains towards legalizing this sort of exchanges statewide. «I will not believe that efficient anti-drug plan will involve handing out paraphernalia to drug buyers by governing administration officers,» he suggests. «I reject that.» Rep. Ed Clere, a Republican point out legislator who represents a close-by county, states needle exchanges shouldn’t https://www.flamesshine.com/Craig-Conroy-Jersey just be used to take care of a disaster they should be put set up in time and energy to stop outbreaks from developing. «When we odor smoke, we should not wait around till your home is engulfed in flames to complete one thing,» Clere points out. Clere has released a evaluate that would legalize needle exchanges throughout Indiana. When he launched a similar measure very last yr, it unsucce sful.»Many of your people which have contracted HIV in Scott County will be receiving cure at taxpayer expense,» Clere claims. «Even while using the quantity of conditions that were verified thus far … we could po sibly be talking about tens of hundreds of thousands or many hundreds of numerous pounds.» Lawmakers in neighboring Kentucky approved needle exchanges in that condition this week. But Indiana’s Pence remains to be threatening to veto a needle exchange invoice if it reaches his desk.Jake Harper reviews from Indianapolis for WFYI and to get a regionalhealth journalism collaboration.

El rock salva al MadCool de sí mismo

Pearl Jam salvando la caótica primera jornada. Foto de Andrés Iglesias

Se equivocan los que afirman categóricamente que el público asistente acude como rebaño de borregos en masa con tal de formar parte del enésimo timo del rock ‘n’ roll (como dirían los Sex Pistols), sobre todo tras el desenlace fatídico del año pasado o la previsión que ya hacen en las redes sociales respecto al año que viene. O los que crean que las condiciones que reúnen los asistentes al controvertido festival MadCool sean específicamente diferentes a las de otros festivales españoles e internacionales. Entre su clientela hay de todo, como en todos los lados, con hay fauna que seguramente se repite más frecuentemente de lo que muchos quisiéramos; unos van por el sarao, otros por las redes sociales, muchos por apuntarse el must de ver a tal o cual estrella de relumbre, otros por hacerse un circuito veraniego, y también los hay abundantes (entre los que me incluyo) que van porque puede que sea la única oportunidad de ver a sus artistas favoritos sea en su ciudad, en mucho tiempo, o incluso por primera vez en su vida. El compromiso es con la banda, no con el lugar donde toquen; ya sea en salas no acondicionadas sonoramente que las hay, en festivales infames o en giras organizadas lamentablemente, el toma y daca siempre será entre el grupo y sus seguidores.

 

Por otra parte también yerran los que aún dudan del gran problema de credibilidad que tiene en estos momentos MadCool. Tres ediciones en las que lo extramusical ha sobrepasado con creces una oferta de altísima calidad dan para pensar mucho en ello. Da igual quiénes vengan a tocar en un futuro, del mismo modo que dieron igual los que tocaron en esta edición, ni el nombre del festival ni el del Ayuntamiento son sinónimos de calidad en estos momentos, y creo que no hay nadie medianamente inteligente a quien se le escape el detalle. Quizás al visitante que venga del guiri se le pasen desapercibidos los acontecimientos que tan bien han reseñado mis compañeros de agencias David Gallardo en Europa Press y Javier Herrero en EFE o medios afines a Club de Música como Rock Total y Solo Rock, la cuestión ahora es hablar de hasta cuándo la gente va a aguantar este modelo. Mucho se habla de burbuja festivalera, pero esta solo se reconoce como tal en cuanto se pincha y a día de hoy, como bien señala El Confidencial, a lo que asistimos es a una concentración de capitales (como en toda buena crisis que se precie) bien con multinacionales, bien con fondos de inversión entrando en los festivales patrios más destacados. Los clamorosos fallos organizativos que podían haber acabado en tragedia el primer día del MadCool (a todos nos vino a la cabeza el Love Parade de 2010), con inagotables colas bajo el sol de julio, problemas en la conexión wifi, un casi imposible acceso a barras de comida y bebida e ineficiencia a menudo en sus trabajadores, obscenos espacios para el público VIP enfrente de los escenarios, colapso en ciertos tránsitos intra-festival por la distribución de los tablados secundarios y los acoples de sonido producidos entre estos con la impresentable espantada de Massive Attack el segundo día con una falta de información clamorosa, la imposibilidad y demoras en el retorno a la capital una vez acabados los espectáculos… ponen en cuestión el matrimonio Ayuntamiento de Madrid – Organización de MadCool en las actuales condiciones, si el actual contrato entre ambos pretende utilizar el festival como carta de presentación de una de las denominadas ciudad del cambio, en este momento es incongruente. Urge un cambio, y urge ya si de verdad pretende asentarse como festival de referencia en el panorama internacional. Somos consumidores exigentes y el precio desorbitado de las entrada obliga a un mejor servicio.

Un vacío VIP obsceno. Foto de Miguel Rivera (Rock Total)

El caos organizativo fue de dimensiones gigantescas

DE DIVORCIO A SATISFACCIÓN POR LOS ESPECTÁCULOS

Entre todo el caos, hubo una jugada que sí le salió redonda al menos a MadCool, y es la que hace que aun tenga una oportunidad de redimirse de cara al público. El cartel escogido, apostando por cabezas de cartel en su mayor parte provenientes del rock duro, salvó al MadCool de sí mismo y de sus errores. Lo que empezó con un divorcio y un mosqueo monumentales por parte del respetable terminó en su mayor parte con la satisfacción de haber presenciado actuaciones sobresalientes o por lo menos destacadas en artistas que no se prodigan tanto por aquí. Vi pocos grupos en total y es que cada vez disfruto más de un plan concreto, pues sin la necesidad de cubrirlo ni ir acreditado y con las ganas de ver los que me interesaban desde posiciones óptimas, la necesidad de andar tranquilo me aconsejaba desplazamientos desahogados y charlas en el ínterin para luego darlo todo donde había que hacerlo, durante los conciertos, y además me debía varios nombres de los allí presentes por unas u otras razones y había que saldar viejas cuentas pendientes. En esta crónica tampoco quiero aburrir si me gustó más o menos tal o cual porque cada vez me hastía más ser el que recuerda aquella visita del 92 con pesada nostalgia y da la brasa con las batallas del abuelo a sus con-espectadores. Pero sí quiero al menos señalar que si Pearl Jam fue capaz de congregar a tantos seguidores tras más de diez años sin pisar la capital en la primera jornada del festival fue porque como bien dijo Guille Galván, guitarrista de Vetusta Morla, son la E-Street Band del grunge. Una banda obrera del rock con mayúsculas que ha sabido reinventarse con el tiempo manteniendo el tono a pesar de que se note el paso del tiempo en ciertos detalles. Brillaron en intensidad, sobre todo el guitarrista Mike McCready y un Eddie Vedder esforzándose en agradar, llevando la máquina al límite de principio a fin. Da igual que el grunge terminara en el Vitalogy o en el Binaural, su debut Ten es una obra maestra que aún pone la carne de gallina en directo y muchos de los sufridores del caos de acceso dijeron que incluso las casi tres horas de espera entre acceso a parking y recogida de pulseras merecieron la pena con tal de ver a los de Seattle.

Escenario pintón para los Monos Árticos. Foto de David Gallardo (mercadeo pop)

Jack White fue uno de los platos fuertes del segundo día y su propuesta que fusiona de manera revitalizadora el blues y el rock abrasivos. Guiños a sus grupos The Raconteurs y The White Stripes (los más aclamados) así como un buen repaso a su trayectoria en solitario (con la que nunca ha alcanzado el mismo reconocimiento que con sus bandas) bajo un sonido denso e intenso supusieron el tributo a las seis cuerdas que hacen del de Detroit el guitar hero del indie-rock del s. XXI. No es Steve Vai ni Joe Satriani, ni va de ese palo, pero su personalísima conexión con su instrumento, es digna de ver si viene además espoleada por la baterista Carla Azar. Antes de verle, en ese mismo escenario ya había podido pegarme unos bailes al ritmo de At The Drive-In, imprescindible formación de post-hardcore con Cedric Bixler-Zavala voluntarioso. Con el jugón Omar Rodríguez-López más despistado o discreto que de costumbre (o así se me antojó), que tocaran prácticamente todo el Relationship of Command (biblia de la escena) fue una jugada previsible pero agradecida que me dejó extasiado, y es que no hay nada como echarse unos buenos pogos para volver a sentir que tengo 20 años y que estoy en un festival de rock. Fleet Floxes el día anterior, y Kevin Morby, Real State y Snow Patrol esa misma jornada habían sesteado demasiado con sus actuaciones, al menos según mi criterio personal en estas citas, y es que el cuerpo me pide mucho más. Menos mal que mi miedo de que sucediera lo mismo con el nuevo disco de Arctic Monkeys se disipó pronto. Alex Turner sabe lo que se hace, y aunque Tranquility Base Hotel & Casino es un disco que en el fondo (y en la superficie) palidece con las comparaciones con el resto de su obra, su puesta en directo es otro cantar. Cierto que el down-tempo es imperante y que afecta incluso a las canciones antiguas, pero la banda de Sheffield (octeto), aunque a veces se note aburrida de su rol secundario, está pensada para llevar a su líder hacia lo más alto en todo momento, y el cual se agrada ejerciendo como tal, sexy, cool, incluso decadente… cualquier personaje que cree Alex siempre merece la pena ser atendido. Otro concierto épico.

 

BAILA POGO SOBRE LOS PRIVILEGIOS

El último día nos reservó el plato fuerte gracias a sus dos estrellas más potentes, Queens of the Stone Age y Nine Inch Nails. La primera, aunque ya no es la banda imprevisible que medró en el stoner a finales de los 90s, vive una nueva juventud con el sex-appeal bailongo y chulesco de sus dos últimos discos, sobre todo Villains, el actual. Su directo no escatimó en recursos, y la actitud de Josh Homme, arengando a las masas en el celebrado asalto a la zona VIP, le basta y le sobra para comandar su cuarteto. La salvaje Song for the dead, con otro pogo en la zona noble en el que me vine arriba, puso fin a un contundente show que fue de lo mejor del festival. Acto seguido, Nine Inch Nails nos dejó estupefactos con un concierto arriba de principio a fin. Litros de sudor, descarga de luces cegadoras y sonidos industriales a toda pastilla y una emotiva Hurt para cerrar uno de los conciertos más espectaculares que he visto en los últimos tiempos, por la intensidad y la total entrega de Trent Reznor, digna de elogiar.


A partir del minuto 30.15, Josh Homme reclama que abran la zona VIP a todo cristo.

 

Me quedé con ganas de disfrutar de Eels el primer día, pero entre los agobios de los accesos y que me topé con la gigantesca zona VIP desangelada y nosotros los mortales situados a mil kilómetros del escenario hicieron que se me bajara la libido a pesar de lo bien que estaba funcionando en apenas un par de canciones, lo que hizo que me fuera a sentir el calor de Leon Bridges, la jovencísima reencarnación de Sam Cooke. A Tame Impala los sentí intensos pero planos, igual que mis adorados Kasabian y Franz Ferdinand que apostaron por un ritmo demasiado trotón para mi gusto tras darlo todo con Pearl Jam los primeros y Arctic Monkeys los segundos, y en ambos casos se mostraron muy bien cuando recordaron la épica de sus inicios, pero mal con los cambios de ritmo y los sonidos más tranquilos. Igualmente Depeche Mode me parecieron demasiado suaves y previsibles con Dave Gahan y Martin Gore interpretando correctamente su papel (Fletcher como convidado de piedra like always) y el público demasiado impaciente por sus grandes clásicos, y Dua Lipa como el estandarte de un estilo musical de pop comercial que quiere entrar en estos festivales tradicionalmente dominados por el rock y a los que difícilmente veo yo compatibilidad. Tantos unicornios, purpurina y poses en el público me hastían la verdad. Todos estos tocaron en el segundo escenario en importancia, llamado Madrid te abraza y que en el fondo hizo honor a su nombre. Alguien debió olvidar que el grito de guerra de nuestra ciudad ha sido siempre el de Madrid me mata, y al sonido allí le faltó mordiente y mostró bastantes carencias. Gratas y puntuales sorpresas en cambio me llevé con el post-punk borrico de Japandroids, el hard-rock con ecos sureños y de los 70’s de Rival Sons, así como con el estado de forma de Jet aunque terminaran antes de tiempo su actuación, quizás porque iba con pocas expectativas. A pesar de la losa de ser un one-hit-wonder, la escuela australiana de rock nunca defrauda.

Nine Inch Nails lo dieron todo de principio a fin. Foto de Extherminia

En definitiva, el rock se impuso por K.O. técnico en un festival que a día de hoy está en la cuerda floja. Su modelo de negocio genera mucho rechazo (demasiada apuesta por el branding de marcas, la gente snob y las experiencias de usuario extramusicales que a muchos nos sobran), y que utilice como gancho bandas emblemáticas del rock como Pearl Jam, Queens of the Stone Age, Jack White o Nine Inch Nails para asegurarse una potente masa crítica de espectadores, desluce cuando en los puestos medios de la tabla apueste por artistas de otros estilos relegando a una esquina a gente como Alice in Chains que quizás hubieran merecido un trato mejor en horario pues muchos hubiéramos querido disfrutar de ellos y se nos hizo imposible al coincidir con los Monos Árticos. Igual que pasó con los españoles Rufus T. Firefly y Morgan a los que habría que empezar a llevar a escenarios como en el que vimos la actuación de Toundra. Hay que ser más expeditivo en la apuesta por nuestra gente, y no ser tan diletantes. Puestos a soñar, qué bonito sería soñar con un festival que fusionara lo mejor del Mad Cool y lo mejor del Download ya que ambos lo llevan la misma gente. Madrid es exigente y se merece tener un festival de alta categoría, confiemos en que a la cuarta vaya la vencida.

Rubén González

Arkano. Cuando una canción vale más que un telediario

arkanoHay veces que es más importante una canción que la imagen más impactante de un telediario. Y es evidente que para un chaval o una chavala que están despertando a la vida en la pre-adolescencia, un cantante (en este caso un rapero) es mucho mejor ejemplo que un tertuliano televisivo. En este mundo en el que las imágenes y las palabras se reproducen tan vertiginosamente que nos abocan a un caos desinformativo, necesitamos referentes que nos enseñen a vivir, que nos muestren otros modelos.

 

Arkano no es ningún desconocido. Actualmente, ostenta un Record Guinness de improvisación durante más tiempo seguido, 24 horas, 34 minutos y 27 segundos, conseguido en 2016 en la madrileña Puerta del Sol ante más de 30.000 personas. Ha sido campeón del mundo en freestyle, improvisando en la Red Bull Batalla de los Gallos en Chile de 2015, campeón en varias ocasiones en España, y es uno de los jóvenes raperos con mayor proyección en el panorama nacional, trascendiendo además sus movimientos al underground de la escena hip-hop.

 

El alicantino, que participa este año en el festival Inverfest de Madrid, nos ofrecerá una batalla junto a Dtoke, justo tras presentar en noviembre su primer disco Bioluminiscencia y quedar el diciembre pasado en tercera posición de la Batalla de Gallos internacional de México 2017. Fue con el argentino Dtoke, a quien le ha dejado un recado ‘cariñoso’ en forma de beef en su último trabajo, con quien protagonizó una de las peleas más emblemáticas en el torneo de Chile de 2015, y que ha sido una de las más virales en internet (30 millones de visitas). La presencia de Dtoke, uno de los raperos más emblemáticos del freestyle sudamericano promete un espectáculo de altos vueltos en el saltarán chispas.

 

 

Arkano no solo está de actualidad gracias a Bioluminiscencia, sino que además la prensa generalista le ha echado el guante una vez reafirmada públicamente su homosexualidad. Independientemente de que uno sea gay o heterosexual, lo verdaderamente importante es qué se hace con ello, así que lo que mola de este tío de casi 24 años es que ha entendido que sus palabras pueden servir de faro para aquellos chavales que lo están pasando mal. Por eso su reivindicación hecha de manera natural, al igual que la de Alberto Jiménez de Miss Caffeina, son tan necesarias. Porque apuesta por un lenguaje que cuestiona la cultura del heteropatriarcado y las actitudes machistas de la sociedad (no solo presente en el hip-hop u otras músicas urbanas, seamos sinceros). Arremete contra la homofobia, el antifeminismo, el bullying, aporta grandes dosis de compromiso social… con un sonido idóneo para aquellos que quieran introducirse en el siempre excitante universo del rap, siguiendo la estela de grandes estrellas como El Chojin, Langui, Nach e incluso Kase O que han asumido queriendo o sin querer un rol ‘educativo’ dentro del hip-hop. De hecho los tres primeros han colaborado en este disco, en el que también destacan productores como R de Rumba, Carlos Jean y Hazhe.

 

El disco es divertido, variado y con textos muy dinámicos y un gusto exquisito desde su planteamiento, con un inicio arrollador (la política Niño Mimado, la feminista Eva y la pro-derechos LGTBI Único son de lo mejor del álbum), que deja recados a traperos, critica de soslayo el bling bling del gansta rap, demuestra su gusto por la cultura pop con referencias a Kubrick, Charly García o Begnini, y no pierde tiempo a la hora de soltar mensajes políticamente actuales al mencionar a Chomsky, Gramsci, la periodista Cristina Pardo… resumiendo que para él un ídolo no es Isco es Yanis Varoufakis (Yogur Helado con Argos), sí señor.

 

En resumidas cuentas, celebremos Bioluminiscencia porque nos ha enseñado una cosa. No sólo estamos ante un chaval que rapea freestyle como pocos, no señoras y señores, estamos hablando de Arkano, un artista total.

ARKANO. ARKANO VS. DTOKE – FINAL ROUND.

Batalla previa de exhibición: Navalha vs. Force.

Teatro Circo Price – 19:30 h / Entradas: entre 10€ y 12 €

 

Vuelve Narco con una nueva crónica de drogas, miserias y marginación en Sevilla

narco

CHÁVEZ Y GRIÑÁN AL BANQUILLO, NARCO CON NUEVO DISCO EN LA CALLE.

A esto se le podría llamar justicia poética. Los ex Presidentes de la Junta de Andalucía se sientan por estas fechas en el banquillo de los acusados, incriminados por haber tejido una red clientelar de corrupción en el caso de los EREs, con los delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos, ahí es nada. Coincidiendo en el tiempo, Narco publican su nuevo disco, el esquizofrénico y delirante Espichufrenia (La Balacera), su séptimo trabajo desde que debutaran en 1997 con Satán Vive (Bruto / DRO).

 

Alguno preguntará… ¿Qué relación tienen ambos episodios? Pues mucha, porque Narco pertenece a una generación comandada por Reincidentes que se significó en sus inicios como la cabeza visible del rock contestatario andaluz, muy crítico con el triunfalismo de las celebraciones de Sevilla 1992 y el abotargamiento de la gente joven tras diez años de gobierno socialista. La crisis del 93 fue el caldo de cultivo en el que emergió la banda sevillana Narco y desde el principio el entonces Presidente Manuel Chaves fue objetivo de sus dardos musicales. “No creemos que vayan a pisar el talego, que al final es lo importante”, nos comentan Vikingo MD y Distorsión Morales, los dos cantantes del grupo y nuestros interlocutores: “Eso se quedará todo en agua de borrajas, pero bueno, al menos que les pongan la cara colorá”.

 

LA HISTORIA SIEMPRE SE REPITE. PRIMERO COMO TRAGEDIA Y LUEGO COMO FARSA.

De siempre, Narco ha basado su extensa discografía en realizar crudos relatos de su Sevilla natal y como cronistas de una época oscura a pesar del España va bien, el boom inmobiliario y la cacareada recuperación de la crisis, sus protagonistas han sido yonkis, marginales y delincuentes, portavoces de una realidad que solo sale en los medios en las páginas de sucesos.

 

Pero como dijo Karl Marx la historia siempre se repite, primero como tragedia y luego como farsa, y inconscientemente o quizás no tanto, los Narco han jugado en Espichufrenia a afrontar su temática desde una óptica mucho más tragicómica, con mucho cachondeo, donde han jugado también ha burlarse de todo, incluso de sí mismos. Por ejemplo, la iglesia sigue estado muy presente en su cancionero, y si ya cantaron a Tu dios de madera o Dios te odia, ahora la experiencia es Éxtasis Místico y para ello qué mejor qué recurrir a la colaboración de una santa, Ana Curra, que canta junto a ellos. Si las drogas fueron la trama sobre la que rodaron las marginales Los sicarios o Nuestras mulas o la lúdica Vizco, el turno le toca ahora a las paródicas El trapichero, Yoni el robot o Dame argo. Si Madre fue un desgarrador grito de un hijo víctima de las drogas, Mi madre es una yonki es un bizarro relato sobre las adicciones legales. Y que no se preocupe la Presidenta, que si Chaves ya protagonizó un tema, hoy lo hace Susana reinterpretada como Anticrista.

“Estamos contentos, hacemos lo que queremos y no vivimos de las rentas, innovamos y cuando sacamos discos los tocamos enteros”, aseguran, pero saben que de cuando en cuando “hay que arriesgar y sacarse algo nuevo, veníamos de unos discos muy oscuros y más lúgubres y este es más de guasa, más fiestero, más golfo, más canalla…” Las razones hay que buscarlas en el momento histórico y muchos son los artistas están en el mismo momento vital: “El disco anterior era muy oscuro y este es una respuesta ante eso, en Dios te odia (14) estábamos hartos de , había mucho hastío y rabia, y ahora sigue habiendo denuncia pero está en clave de humor, de me suda la polla todo, vamos a divertirnos y ya que este sistema no funciona que se vaya al carajo, vamos a funcionar nosotros”.

 

Claro, con el 15-M y el posterior asalto a los cielos de Podemos, muchos pensamos que se podían cambiar las cosas, pero no fue bien la cosa… y terminas viendo que “no se cambia nada, por eso hay es reírse de tu propia desgracia, de nuestras miserias y cómo nos van las cosas, te están pisando y te coartan tus derechos, hay menos libertad de expresión… intentamos darle una vuelta de tuerca riéndonos incluso de nosotros mismos. El 15-M fue absorbido por el Sistema, y el ver que cualquier esperanza es asimilada y acabada te crea una desesperanza enorme. Históricamente la izquierda siempre ha estado dividida, y si hubiera un poco más de cohesión podría hacerse algo, pero no hay un bloque de izquierdas que se enfrente a tanta corrupción, solo ves lucha de egos”, reflexionan críticamente. “Esto hace que te plantes en plan rollo filosófico si se puede hacer algo con el ser humano. No hay que caer en el derrotismo porque ya sabemos a quien favorece, pero te da pie a pesar eso, va en la naturaleza humana ser un hijo de puta y poca solución tiene”.

 

ESPICHUFRENIA, UN HOMENAJE A LOS CLÁSICOS, UNA BANDA MUY ACTUAL

Musicalmente Narco también repite su propia historia, Registro de penados y rebeldes (03) siguió a Chaparrón de plomo (01) y donde las guitarras y el metal habían sido protagonistas, la electrónica empezó a llevar la voz cantante. Ahora, tras Dios te odia, Espichufrenia es un desfase total y el abismo entre un estilo y otro se hace más patente. El metal es más oscuro y la electrónica tiene ese componente lúdico necesario para este disco: “Pero es la misma fórmula ya que la electrónica siempre ha estado presente desde el primer disco de Narco. Son los mismos ingredientes pero siempre dándole una vuelta, actualizándolo e intentando estar al día y estar frescos para no aburrirnos y no repetirnos. También hay muchos más ingredientes, influencia punk, del surf-terror, de la movida del rock & roll de 50 y 60, el post-punk y esas cosas están ahí reflejadas también, la idea del apropiacionismo nos mola de siempre, el remix, el darle una vuelta. Nos mola conectar escenas y concretar gente que en principio no tiene relación pero buscar el nexo y explotarlo nos gusta un montón”.

 

Por eso el disco está lleno de colaboraciones, desde el rap más actual (El Coleta, Space Surimi, Tinatha) al punk industrial y oscuro (Ana Curra, The Tractor), y desde el rock (Reincidentes) al drum’n’bass (Dub Elements, eRRe) y el reggae (Burian Fyah, Variedub). “Todos amigos cercanos a la banda, menos Ana a quien no conocíamos personalmente, pero pensábamos que quedaría muy bien. Se lo pedimos y le mandamos el tema, la tía quiso y le estamos super agradecidos”. Del mismo modo la portada es del reputado Pedro Delgado, todo un homenaje al punk de los clásicos, con The Sex Pistols y Eskoburto.

 

Son malos tiempos para el rock duro de contenido social y crítico. Pocas bandas nuevas surgen y menos todavía llegan al público. Afortunadamente las veteranas de los 90 siguen en un buen estado de forma, lo que las hace ser más necesarias que nunca. Narco por la parte que le toca, tiene muy claro cuáles serán sus próximos movimientos en ese sentido: “Ya que lo tenemos a mano y nos dedicamos a esto, que es nuestro medio, la música y las letras que hacemos, las hacemos para denunciar las cosas que no nos gustan y poner nuestro granito de arena para ver si podemos cambiar algo. Conformistas no hemos sido nunca, no hemos tenido pelos en la lengua y nadie nos ha estado poniendo un filtro ni  censurado nada, y como nos autogestionamos hacemos lo que queremos. En este sentido estamos muy orgullosos de escribir lo que queremos y mandar mensajes como nos da la gana”. Quizás por eso mismo, no son buenos tiempos para el rock y por eso triunfa tanto la música indie en la actualidad, porque es muy cómoda para el Sistema. “Nunca hemos entrado en ese ámbito comercial pero tenemos nuestro público fiel, publicazo, con muchos chavales jóvenes y ahí nos mantenemos. Nuestra arma es el directo y donde defendemos el trabajo que hacemos en los discos”.

 

 

Rubén Club de Música

“Berri Txarrak somos un grupo de reflexión. No cambiaremos el mundo, pero podemos cambiar muchos mundos”

BUTTERFLY ONA 72

Respeto, longevidad y contundencia incluso a pesar del inexorable paso del tiempo. Berri Txarrak es de las pocas bandas que tienen el crédito suficiente para hacer lo que le dé la gana y mantenerlo intacto. Salieron airosos de la producción tan lo-fi que hizo Steve Albini (Pixies, Nirvana) en Payola (Roadrunner, 09) y bordaron con nota el asalto al indie español al grabar con Ricky Falkner (Standstill, Love of Lesbian, Quique González) el segundo EP de Denbora Da Poligrafo Bakarra (Only in Dreams, 14); los riffs de Bigarren Itzala y Polígrafo Bakarra se expanden creativamente desde El Universo, canción del disco La pareja tóxica (Music Bus, 11) de Zahara y del mismo productor.

 

Su trayectoria les ha llevado con éxito a donde se han propuesto, y desde Chicago a Japón pasando por Latinoamérica, la de Berri Txarrak es una de las propuestas más sólidas que podemos exportar en la actualidad. Y además versátil, pues pocas formaciones pueden presumir de actuar en el Resurrection Fest y el Sonorama a la vez al tiempo que facturan discos tan variados. No debe extrañarnos sin embargo, formado en 1994 el grupo comandado por Gorka Urbizu, al menos de un lejano ya 2001, siempre ha presentado discos que han rayado el sobresaliente. Contados con los dedos pueden presumir de lo mismo, independientemente de los gustos, todos lo sabemos.

 

Infrasoinuak (Only in Dreams) es su nuevo disco, el noveno ya, y representa una apuesta por concretar estas nuevas canciones en la esencia de la banda, al tiempo que se abre a unos sonidos cálidos para que el nuevo público que se ha acercado a los navarros pueda verse referenciados en ellos. Medios tiempos como el single Spoiler! o Dardaren Bat combinan con la pegada de Zuri, Infrasoinuak, Hozkia o Sed Lex ofreciendo las dos caras de Berri Txarrak (que en el fondo no deja de ser la misma), y en poco más de media hora su mezcla de hardcore-punk, rock, metal y crossover maduro hacen que estos tres años sin nuevo disco se olviden de un plumazo.

***

 

Hola Gorka. No te voy a preguntar cómo se consigue ese crédito pues no creo que exista una fórmula sobre el papel, pero sí al menos si eres consciente del mismo.

(Sonríe) Mira que nos criticaron con Payola, y ahora dicen que es un disco de culto. Sí es verdad que veo muchos músicos en nuestros conciertos y eso me hace ilusión porque son músicos que tienen inquietud, no aquellos que son funcionarios de la escena, esa gente que siempre está escuchando lo mismo o ni siquiera escuchan nada. Creo que es importante renovarse. Yo lo achaco a la constancia de muchos discos, de muchas giras, y a que aparece ese click de gente que no te había hecho caso y de repente descubre que le gusta o que le puede apasionar. Lo bueno de las carreras longevas es eso, que hay gente que se sube al barco y hay otra que se baja lo que es súper normal, es síntoma de que el grupo está vivo. No es algo efímero.

 

Forzaste también la creatividad en el anterior cuando visitasteis la obra de Zahara junto a Ricky Falkner. Pocos salen indemnes de algo así.

Puede que sí (ríe). Los giros que hemos dado han pillado en fuera de juego a más de uno, y con este disco igual. El XX aniversario fue un experimento estilístico que nos salió muy bien y nos dio un nuevo publico también. Me emociona mucho eso, aunque respeto mucho al que viene desde el primer disco, que haya gente nueva me encanta.

¿Cómo afrontasteis entonces este Infrasoinuak?

Veníamos de un disco muy especial y en este nos enfrentábamos a uno más convencional. Son sólo 10 canciones pero a la vez había mucho peligro de despistarse en chorradas, me ha costado mucho más este que el anterior. Hubiera preferido en el fondo hacer otro triple porque el juego de repartir por cajones te ayuda a plantearlo por ideas, pero sí, queríamos hacer un disco corto. Si las 10 están guay, déjalo ahí, ese era el planteamiento.

 

En ese sentido, visto con perspectiva, parece que con Haria (Kaiowas, 11) terminasteis por cerrar esa etapa más rebuscada o con más matices, ahora estáis muy directos. Por otro lado, lo que más me sorprende de este disco, es que aunque Infrasoinuak tiene un ascendente hardcore muy potente termina siendo muy power-pop, un sonido muy limpio y ‘polite’. Ya grabasteis con él el tercer EP de Denbora… y fue súper punkarra, rollo Black Flag y escuela californiana.

Al final, Haria es preso de su producción, Es Ross Robinson (Slipknot, Korn) para bien o para mal. Tiene un punto casi psicodélico que a veces te lleva a las ramas, y en cambio Infrasoinuak es mas estándar, pero le va guay el sonido que tiene, la producción es muy directa, con mucho empaque y realza las canciones que era lo que buscábamos.

Suena paradójico cuando has probado con productores de muy diversos palos, pero no soy un obsesionado con el sonido, creo que simplemente es un medio para un objetivo, nada más. Este disco surge de la proposición del propio Bill Stevenson (Black Flag, Descendents), estábamos componiendo pero no estábamos lo suficientemente contentos y lo tuvimos que aparcar. Cuando nos fuimos de gira con Descendents por Latinoamérica, el propio Bill nos dijo que tenía la producción más parada porque estaba centrado en el grupo y tocar, pero que si queríamos grabar que para adelante, que él quería.

 

De todos modos… ¡Qué cercano está a veces el hardcore-punk del pop! Me ha venido a la mente el viaje que ya hicieron Corn Flakes, No More Lies o Standstill en su día.

Es que el anterior EP lo grabamos con él pero a nuestra manera. Y ahora quueríamos hacerlo a la suya, porque se quedó capado. Tocando es muy punk, pero grabando es muy meticuloso y perfeccionista. Íbamos con miedo porque sus discos están muy bien fácil de escuchar pero a veces el tono de humor lo deja en otro plano… en Berri convergen ciertas cosas parecidas, pero hay mucho más y nos preguntábamos como resolvería un Spoiler!, y tal. Además, Bill controla mucha música, no solo punk, sino jazz, rock, lo que sea, tiene mucho bagaje de todo y es un apasionado de las melodías, además habla en castellano y mola.

 

Lo que sí me ha parecido un acierto es que haya sido un disco tan directo.

En este no hay mucha experimentación, es un sonido más estándar pero a la vez tiene mucho power, suena muy bien, no hay tanta ruptura porque es un disco muy de canciones. El single Oreka de Jaio Musika Hil (05) fue súper básico y la gente lo criticó mucho, y mira ahora cómo es imprescindible en nuestros conciertos. Nuestro público está acostumbrado a que se pueda encontrar no cualquier cosa pero sí variedades. Hablabas antes de Payola, un disco muy de local y sucio, de buscar lo que salga de las tripas, y creo que en este disco hay un poco de eso.

 

Quizás al final de todo es lo que os ha garantizado el éxito y la pervivencia, El batería Galder viene de Dut y Kuraia, el bajista David de Π L.T. tu sabes que pocas bandas duras consiguen durar. Vuestra canción Beude que es un homenaje a los locales de EH, me ha recordado a todas esas bandas tan referenciales en los 90… ahora aparecen cosas como Gatibu, que son más sueltas o independientes, no veo tanta escena.

Claro a todo pasado ves que sí, ese intento de no repetirte está guay, es el ADN del grupo. Ese riesgo entre comillas está ahí, pero de cara adentro te puedo decir que sí, para mí es importante hacer cosas nuevas. Venimos de Lekunberri, un pueblo de Navarra que para bien está fuera de la escena, no compartes local con nadie, vas a Pamplona pero luego te vuelves a tu pueblo, estás un poco al margen y por eso hemos sido un poco sui generis.

Esa canción sirve un poco para reivindicar un concierto que no se mida con el porcentaje de habitaciones de hotel que se han llenado, ni del baremo de cuántos millones se han dejado en los bares de pintxos tras el último festival que es lo que parece que preocupa a muchos técnicos de cultura, es que nadie habla del concierto de mierda que dio Franz Ferdinand o quien sea. Es defender la escena desde abajo, que parece que un festival es lo único que le importa a determinada gente a la que realmente se la pela la música.

En ese sentido, me encanta que las letras sean tan Berri, forzando la denuncia social, con recursos sin caer en lo evidente, abiertos a los contextos diferentes a cada persona, a vivencias, mantenéis esa línea de grupo combativo que tanto necesitamos.

Combativo no sé (sonríe) es como canción protesta que ya te suena a… pero sí, creo que somos un grupo de reflexión y hay que hacerla frente desde el arte, por lo menos en el plantear cosas, no es como cuando tienes 17 años que quieres cambiar el mundo, ese elemento naif se va borrando con el paso de los años pero a la vez hay que creerse esa mentira.

 

Sypongo que porque en el fondo es que como artista eres consciente de que cambias cosas, y eres un referente.

Siempre digo que no cambiaremos el mundo, pero cambiaremos muchos mundos. A mí me pasa, hay grupos que me han abierto la mente. Sería muy pretencioso decir que vas a hacerlo, ¿no? Pero sí es cierto que la música tiene ese poder. Un globo sonda y hace un click que puede llevar a esa persona a cambiar las cosas, con nuestras contradicciones y con lo que sea.

Hago bastante autocrítica en este disco, Infrasoinuak es nuestro noveno disco. Es la mayor comedura de cabeza, una melodía no me parece tan difícil , pero una letra… tengo la sensación de haberme repetido o de que ya he hablado de esto. Y cuando quieres hablar de cosas que creo que ya hay que hablar ves que ya están dichas, ver como encontrar ese recoveco sin caer en la obviedad o en lo evidente, de ahí parto a la hora de hacer las letras.

 

Lo que es evidente en todo caso, es la llamada a despertar, que esta sociedad no está yendo por buen camino.

Algo de eso hay, vamos a una velocidad que todo lo vivimos muy superficialmente, cómo se opina, cómo es la primera impresión, y este disco es una llamada a volver a un reposo en el que se deje macerar, No son buenos tiempos por eso para la literatura, y trayéndolo a la música, son tiempos de single, aún a riesgo de quedar obsoletos seguimos apostando en disco como concepto de una serie de canciones que tienen algo que ver entre sí, que tienen un sentido, creo que eso sí es importante aunque a mucha gente le dé igual.

 

Siempre he valorado a la gente que asume retos y en esta entrevista ya hemos hablado de varios. Primero os hicisteis un hueco en EH, y luego abordasteis el resto del Estado español donde fuisteis bien valorados por la comunidad metal-punk que tiene una gran tradición de aceptación de bandas euskaldunas y en donde el propio concepto de Estado español está bastante asumido. Tras asomaros al mundo, volvéis la mirada a España, entendida por toda esa otra gente para la que lo que hacéis en Euskadi es como de otro planeta, que no se han acercado a vosotros todavía.

(Ríe) Sí es cierto que están pasando a nivel estilístico, en esta gira hemos tocado en el Resurrection Fest, en el Sonorama o en el Primavera Sound, y en el extranjero igual, en el HellFest y en festis indies con mogollón de electrónica que nos invitan… siempre me he hecho una pregunta y es que no sé, creo que no debo ser el único que flipa con Queens of the Stone Age y a la vez con no sé, Mogwai, hay más gente que piensa como yo, pero ha habido muchos muros que derribar.

Somos un grupo no con ambición, pero sí con la determinación de intentarlo, creo que a veces los que venimos de la música dura, digámoslo así, pecamos de mucha ortodoxia que no lleva a ningún sitio.

 

Creo que la endogamia hace que muchos discos o estilos no sobrevivan bien al paso del tiempo.

Tocar en el Viñarock o Hatortxu Rock y guay, pero ves el cartel del Primavera… y por qué no. Yo por mi gusto, me lo paso así de puta madre, siempre me pregunté si era el único y el tiempo me ha demostrado que no, que hay más gente, el tiempo lo está demostrando, y al público si le permites ir descubriendo cosas nuevas, responde. Internet ha democratizado e internacionalizado todo mucho, lo tienes todo a un click, pero también hay doscientos mil canales machacándote con lo mismo, en definitiva, al final sigues teniendo que hacer tú el esfuerzo para descubrir cosas nuevas.

 

Lo que no mata engorda, o te hace más fuerte. Sobrevivisteis a Mayor Oreja y al asedio del PP y la judicialización a los artistas euskaldunes. ¿Algún día veremos una normalización?

Uff no sé yo, creo que hay un entramado de medios muy viciado y al final es un lobby, un muro muy fuerte que va sacando punta a todo. Lo acabamos de ver en Catalunya, la respuesta policial y judicial ante un problema político… buff, no tengo mucha esperanza a ese nivel, pero hay que ser positivo y seguir ahí. No sé si nos ha hecho más fuertes, pero sí sirve para constatar que hay una realidad paralela u otras realidades que no son la que nos quieren imponer todo el rato. El rock es verdad que sirve para hablar de esas cosas de las que no se hablan tanto. De todos modos, vivimos épocas bastante jodidas.

 

51 Grados. El rock que hierve la sangre

51 gradosNecesitamos grupos de rock alternativo, ellos consiguen hacer que nos hierva la sangre. En los tiempos oscuros que vivimos actualmente, con tanta banda de historias políticamente correctas, necesitamos savia fresca que nos remueva. Por fortuna, llega el otoño y el trío madrileño 51 grados no va a permitir que baje la temperatura, sino más bien al contrario. Destino (Entrebotones, 2017) es puro rock americano, con grandes dosis de hard-rock y épica en castellano, una gran arma con la que se atreverán a asaltar esta temporada el cuartel de invierno.

 

51 grados necesitaba un empujón que les lanzara hacia arriba y este ha llegado en forma de matrimonio con Entrebotones, pues la escudería madrileña está sacando lo mejor del trío vallecano. El EP Miedo (Entrebotones / Tricornio Producciones) publicado ya en un lejano 2015 nos dejaba claro el nivel que se gastaba la banda en ese momento, y eso que no era una desconocida para nosotros. La descubrimos en su día con La conjunción de los opuestos (2013), un disco que si bien la ponía en el mapa, no dejaba de ser una carta de presentación. 51 grados, como todas las bandas, necesitaba de alguien que creyera en ella más allá de sus propios miembros y su entorno más cercano, que trabajara en la producción artística y que sacara lo mejor que guardaban dentro. Pues bien, esto ha ocurrido, y el nivel alcanzado corrobora lo exitoso de esta colaboración. Grabado en los Estudios Uno (Leiva, Sabina, Fito…), Carlos Gonzalez (voz y guitarra), Rodrigo Montoro (batería) e Iván Porrero (quien ha sustituido al bajista original Alfonso Berrocal) han confiado en Eduardo Molina III (Idealipsticks, SCR, Playa Cuberris) a los mandos de la producción y junto a las mezclas de Manuel Tomás (productor de Uzzhuaia y La Pulquería, Latin Grammy con Niña Pastori), este ha respondido con un cañón lleno de riffs asesinos de guitarras, una pegada de batería contundente y unas líneas de bajo con mucho groove. Sacar nuevas texturas en la voz es otro logro del que obtendrán abundantes réditos.

 

El éxito de la jugada ha sabido leerse en una dirección bastante inteligente, y es que rehúyen de sonar a disco de los 90. Hay sonido Seattle, rock americano alternativo, algo de garaje escandinavo… pero sin embargo, el sonido siempre presume de ser muy actual, prueba de ello es que sus influencias reconocidas son Queens of the Stone Age, Berri Txarrak, Havalina, Toundra, Oceansize, Porcupine Tree e incluso Uzzhuaia.

 

Antes de verano pudimos escuchar el single de adelanto, Desconexión, un cruce bastardo entre el hard-rock de riffs vertiginosos y el metal melódico de rítmica pegada. Una buena muestra del músculo que puede ofrecernos Destino, este nuevo disco, y quizás un excelente resumen a grandes rasgos de lo que nos vamos a encontrar en él. Del lado hard-rockero cae Estigma, la canción que abre el disco y una de las más potentes; del otro, Redentor, la más metalera del compacto. Entre ellas está el otro gran eje sobre el que gravitará el éxito de este trabajo y es que 51 grados ha trabajado con muy buen gusto los temas más intimistas y lentos del disco. Así, podemos disfrutar de Déjame, una gran balada rockera, de medios tiempos que oscilan entre Objetos perdidos, otra canción que pudimos conocer antes de verano y Cometas con algo más de contundencia.

 

En el orden del disco también han acertado, haciendo de Destino un trabajo dinámico, variado, que ofrece bastantes cambios incluso en la recta final. La canción Destino sube en intensidad mientras sirve para dividir el trabajo en dos partes y darle aire, al tiempo que Soga, cual cara B, recupera la fuerza más rockera del trío. Invencible por su parte tiene unos riffs de guitarra con la firma del productor de la casa Eduardo Molina III; al tiempo que Nueve mundos recupera la esencia más pura de 51 grados ya vista en el single y videoclip. Para terminar, Faro se sumerge muy a su manera en la épica del rock de Biffy Clyro dejando en el conjunto un buen sabor de boca.

 

La proyección de una banda se resume en el salto cualitativo que esta es capaz de dar tanto en un disco como en sus conciertos, es por eso que muchas bandas que están empezando deberían echarle un vistazo al trayecto de 51 grados.

 

Mad Cool 2017. Un trágico debate sobre ética y responsabilidad

Es famosa la cita de Benjamin Franklin que dice que quien renuncia a su libertad para conseguir algo de seguridad no merece ni la una ni la otra. Creo que está bien traída a este caso porque puede ayudar a poner algo de claridad en relación a lo que desgraciadamente ocurrió este fin de semana en el Mad Cool, con el fallecimiento del reputado acróbata Pedro Aunión, especialista en danza aérea. Todo fue tan rápido, todo fue tan caótico, que no dio tiempo a hacer un sosegado balance ni una pequeña reflexión pausada. En todo este asunto hay un gran debate entre ética y responsabilidades que creo es importante dirimir.

 

Nunca he tenido ningún interés en erigirme en policía de la moral, figura bien explotada por las fuerzas reaccionarias de este país desde tiempos inmemoriales, y mi espíritu y mi conciencia un tanto ácratas me exigen pedir la misma libertad que demando para mí para todos los demás. Es importante recalcar esto en un momento en el que las redes sociales envían a la hoguera a cualquiera de manera inquisitorial; yo me niego a hacerlo. Pero también son un altavoz que no quiero dejar pasar por alto debido a haber sido espectador de un suceso tan grave. Y esta es mi libertad de hacerlo.

 

No me pareció ética la sucesión de acontecimientos y por eso decidí irme en cuanto vi que el concierto de Green Day comenzaba con normalidad y desde la Organización no se informaba absolutamente de nada. Me acerqué a la zona de acceso al foso de fotógrafos para disfrutar del concierto (no vi las imágenes ni sabía nada de lo acontecido en ese momento) y en cuanto llegué vi las vallas, la zona acordonada y pregunté. Como todo el mundo. Mucha gente lo había visto y estaba consternada y hablaba en corrillo de ello. Sabíamos que mucha gente se había ido de allí y estábamos esperando acontecimientos, pero claro, ver como algunos que estaban cerca mía en cuanto sonaron los primeros acordes del espectáculo, salía un conejo gigante animando y aparecía el grupo para tocar, dieron media vuelta y se pusieron a bailar y a beber como si nada, haciéndose sus fotos instagrammers y sus vídeos youtubers con ese trágico decorado, con el cadáver en la ambulancia esperando a que llegara el juez y certificara la defunción al lado, pues mira, me pareció grotesco. No quise participar de lo que me pareció una orgía de capitalismo y barbarie (así lo dije en redes), y me fui del festival a mi casa.

 

Varias cuestiones se han comentado que explicaré lo más brevemente que pueda. Perdón por alargarme:

 

Primera. La decisión de cancelar o no la programación es única y exclusiva de la Organización, y las Fuerzas del Estado y el Ayuntamiento poco tienen que añadir una vez garantizada la seguridad colectiva dentro del recinto –en ningún momento estuvo bajo amenaza, repito, en ningún momento–. En este contexto la Policía está para servir. Que se continúa, se garantiza el servicio, que se desaloja, pues también, lo decide quien monta el acto. No conocemos los detalles de la conversación entre Fuerzas y Organización, y donde seguramente se aconsejarían medidas y evaluarían riesgos en la dirección que vivimos. Lo que sí sabemos que la responsabilidad es de esta última y de nadie más.

 

Segunda. El grupo, de haberse enterado, en sus redes ha dejado bien claro que seguramente hubieran cancelado: “No somos personas sin corazón”, han dicho en un comunicado. En todo momento señalaron que no se les informó del hecho luctuoso lo que les privó de su libertad de actuación. También es bastante probable que alguien del equipo como su road manager o quien fuera sí lo supieran y decidieran ocultarles la información. No sabemos dónde estuvo ese cortafuegos. Hasta ahora la Organización no ha explicado si se consensuó con el entorno de la banda o no, así que damos por válidas las palabras del grupo, se les coartó su libertad de elección.

 

Tercera. Esto nos devuelve al primer punto. Si hubieran cancelado al enterarse (es fácil ocultárselo pero también que haya un desliz) habría que haber desalojado igualmente. Entonces el asunto de la seguridad vuelve al primer plano como argumento principal. Da igual que hubiera supuesto un riesgo, que siempre hay en estos casos. Se tenía que estar preparado. De hecho, sin un plan de evacuación es imposible que te concedan la licencia. El Bernabéu tarda en desalojarse menos de 20 minutos y estamos hablando de un volumen de público similar, así que rebajemos el miedo a desalojar por cuestiones de seguridad. Si no se está preparado para evacuarlo, no se puede hacer un festival. Pero insisto, el Ayuntamiento concedió la licencia, y tras la tragedia del Madrid Arena imagino que andará con los pies de plomo en este asunto. Así que hemos de suponer que había un plan de emergencia correctamente realizado.Y más en la Europa del 2017, con atentados de corte yihadista en este tipo de actos cada dos por tres. Nadie está exento de que pase nada, pero que estar preparado, se estaba preparado.

 

Cuarta. Pero claro, la gente no lo hubiera entendido y se hubiera vuelto loca… Muy mal hecho en responsabilizar a la gente ebria y colocada de las cuestiones de seguridad. Hasta que no se demuestre qué hubiera pasado de haber anunciado los acontecimientos todo lo que hablemos será política-ficción. Lo que sí sabemos, es que el Madrid Arena 2012 fue una vergüenza por faltar todos los responsables públicos y privados a su cometido, y que Festimad 2005 vivió unos graves disturbios tras tres días de sufrir unas condiciones inhumanas en un erial desértico, con torbellinos en la zona de acampada, polvo en suspensión irrespirable, un escenario con graves problemas de seguridad y nada de información, justo lo contrario de lo que ocurría en la idílica fiesta que se vivía en la Caja Mágica (exceptuando la falta de información, en eso sí coincidieron). La gente entonces tenía ira, no falta de empatía ante la muerte en directo de un ser humano. El público merecía saber lo que había pasado para actuar en consecuencia.

 

Quinta. ¿De cuánto dinero estamos hablando si se hubiera cancelado al menos el viernes? Entre actuaciones, patrocinadores, barras… nos vamos a ¿tres millones de euros, cuatro? Estaría muy bien conocer esa cifra para saber de qué estamos hablando en cuestiones pecuniarias. Nos da una visión más clara del conjunto. Entra dentro de lo factible elucubrar que si hubiera sido tras Green Day con la mitad del aforo yéndose a su casa se hubiera tomado otra decisión.

 

Sexta. El actor estaba subcontratado. El tema laboral me parece en este momento un tanto secundario. La precariedad laboral del sector es un asunto que algún día que habrá que afrontar pero hacerlo pasar por aquí me parece ventajista. Ciñámonos a las leyes. Independientemente del tipo del contrato con la Compañía, es obligación de la Organización garantizar la seguridad y salud de los trabajadores así como la vigilancia del mantenimiento de equipos y herramientas de seguridad y ahí la ley es bastante clara. Que la Policía Judicial y los Peritos hagan su trabajo tranquilamente, y ya analizaremos los resultados, accidente o negligencia, no tenemos los datos para poder opinar. Aunque claro, el anuncio de los puestos de trabajo en materia de emergencias y sanidad pidiendo material propio a los postulantes, cuando menos es escalofriante.

 

Séptima. Hubo mucha gente que no se enteró del accidente, y otra mucha que ante la sensación absoluta de normalidad, entendieron que de eso se trataba, así que ante la incredulidad inicial, dieron por hecho que estaba la situación controlada. Acusar de falta de ética a 45.000 personas me parece moralmente igual de reprobable. Cada uno sabrá cómo lo vivió y qué pensó. Yo ahí ni entro ni salgo más que en lo que presencié a mi alrededor. Deberíamos aprender a evitar juzgar tan a la ligera.

 

Octava. Uno de los más graves y perennes conflictos en el sector es confundir artista con industria. The show must go on es lo que hizo El Cigala en Nueva York actuando amargamente tras despedirse de su difunta mujer; chapeau al artista por entender que es el mejor homenaje que le puede hacer y respeto máximo. Lo que pasó en Mad Cool fue otra cosa y es que la rueda de consumo debía continuar pasara lo que pasara.

 

Novena. El homenaje al trabajador fallecido al día siguiente fue a todas luces escaso, inmerecido y en donde ni siquiera nadie salió a dar la cara. Dio la sensación de hacerse deprisa y corriendo, entre los huecos que hubo entre conciertos, sin informar previamente a los asistentes… como si se quisiera que molestara lo menos posible. No tengo en mi cabeza qué debería haber hecho la Organización, pero sí creo que le faltó en todo momento tacto y empatía.

 

Décima. La comunicación fue, ha sido y sigue siendo insuficiente. Y no es cuestión del departamento. La decisión de imponer el silencio como fórmula a día de hoy me parece errónea en cualquier caso y es mi gran crítica al Evento. Empezando por el apagón informativo, el posterior y lamentable primer mensaje pasadas las tres horas, la corrección que hubo del segundo al tercero… a que haya sido por fríos correos electrónicos… No es entendible en modo alguno.

 

Undécima. Mi decisión. Me pareció escalofriante la primera sucesión de acontecimientos y por ello tomé la decisión de salirme del recinto. No tenía ninguna intención de bailar con el cadáver todavía caliente. Y mis compañeros periodistas (con los que compartía la velada) en una u otra manera actuaron igual lo que me enorgullece. Al día siguiente acudí a ver los conciertos y en señal de duelo e indignación hice huelga de consumo. Fue mi opción, ni buena ni mala, simplemente personal. Este año pagué mi entrada y no solicité acreditación porque estoy trabajando intermitentemente por elección familiar y no pensaba cubrirlo, y el año que viene no sé que haré ni en qué condiciones, pero la decisión que tome la asumiré de manera reflexiva y con criterio profesional. No tengo nada en contra de un Festival que ha luchado heróicamente contra una Naturaleza diluviana, y trajo una oferta musical muy atractiva. Simplemente creo que han cometido un gravísimo error al tratar este accidente.

 

Duodécima. Ahora que están tan de moda los politólogos, y que Pablo Iglesias, Alberto Garzón o Íñigo Errejón están todo el día hablando de él, vemos cómo la Superestructura contra la que nos advertía Gramsci existe. El poder no sólo es coercitivo, sino que despliega unos valores dominantes que atañen a toda la sociedad civil (incluidos los culturales) que nos dicen qué está bien y qué está mal. En una sociedad tan nihilista, cínica y descreída como la nuestra, acabamos de tener un desgraciado ejercicio práctico: The show must go on. Si hay un accidente laboral en la construcción al menos ese día se para en toda la línea de trabajo hasta que viene el juez, abre las diligencias pertinentes y levanta el cadáver. Si no se hizo durante el festival fue porque el discurso hegemónico nos traslada a un eterno ‘Show de Truman’ en el que no dejamos de ser sino consumidores, no ciudadanos críticos. Hemos sido conscientes en directo de que el espectáculo continúa sin nosotros, no valemos gran cosa.

 

Decimotercera. Todos los días muere gente. No pienso ni comentar el grado de cinismo (cuñadismo lo llamamos ahora) al respecto. Vivir en directo una muerte durante un espectáculo y que no me importe puede entrar dentro de la sociopatía. Lo que cada uno haga por cambiar el mundo no entra en este debate. De todos modos, queda confirmado, tenemos la sociedad que nos merecemos.

 

Décimocuarta. No creo que haya que quemar en la hoguera absolutamente a nadie. Este festival ha actuado de una manera, y me da la impresión que así habrían hecho prácticamente todos los demás en la misma situación, así que no quiero ejercer de Juez, Jurado ni Verdugo, ni creo que nadie deba hacerlo. Yo hubiera cancelado el viernes y arrancado el sábado tras un homenaje bonito. Pero es mi opinión, afortunadamente solo soy responsable de mi actuación ética, y el mal trago, que me consta que vivieron dentro, lo tuvieron que tomar ellos. No lo hicieron así y me fui porque no quería participar de su decisión. La ética es esto, cada uno toma las decisiones que quiera y si hay que exigir responsabilidades por mala praxis, que se haga en el campo que le corresponde, en el de la Justicia, no en de los valores.

 

Mi intención no es hacer sangre, lo pasado ya ha pasado y acertada o equivocadamente cada uno ha tomado sus decisiones. Estamos viviendo unos tiempos en los que no sólo asistimos a una burbuja de festivales que más pronto que tarde explotará por algún lado, también estamos asistiendo a un cambio de modelo en el que la música y los conciertos han dejado de ser los protagonistas absolutos en detrimento de la experiencia del usuario y su consumo que ahora cotiza al alza. Hablar de capitalismo no es hablar de unos señores oscuros contando billetes. Vivimos en una sociedad en la que vales lo que tienes y no lo que eres, y no, no me gusta.

 

Si este año hacemos como si nada, ya sabemos a qué atenernos en un futuro, en este festival, y en cualquier otro. No quiero una pelea sino un debate que nos re-conciencie. Quiero un mañana para los Festivales con mejores condiciones laborales para todos, con más seguridad si cabe, en el que la línea roja sea la vida humana y que a nadie le extrañe.

 

 

 

* En recuerdo de Pedro Aunión, que murió haciéndonos soñar con las estrellas.

Mechanismo, o sobre cómo hacer grandes discos anglosajones

mechanismo“Perdida la esperanza” reza la puesta de largo del grupo madrileño Mechanismo. Digo madrileño, porque aunque es el proyecto personal de Sebastian Maharg, originario de Chicago y con raíces escocesas, vivir en Madrid desde el 2002 le mete de lleno en la escena independiente de la capital. A sus 41 años Sebas es un tipo inteligente, culto y de buena conversación, que no duda en mostrar a la menor ocasión su pasión por la música, la Historia o el universo Star Wars del que es devoto seguidor, y donde a menudo se entretiene más que en hablar de su primer disco. Nuestras conversaciones nocturnas hace ya más de seis años me permitieron ver el alumbramiento de su primer EP Empire of Light, punto de partida de Mechanismo y disfrutar de su evolución en este The Forlorn Hope (Global Music 360, 2016), un magnífico trabajo de ascendencia anglosajona.

Es delicioso porque está bien hecho. El gran defecto del pop independiente de corte británico de nuestro país se suele deber a la ausencia de referencias directas. Para sonar a Gran Bretaña, lo primero debes ser anglosajón, y si no es el caso, toca ir directamente a las fuentes, no quedarse en las adaptaciones que se hacen aquí, que es lo que abunda en España, la copia de la copia.

No deja de ser extraño no obstante, que de Chicago, escenario no sólo del jazz y el blues, sino del house de los 80, saliera un amante del sonido beatleiano más puro, de los muros de sonido de Phil Spector, de las melodías de Radiohead, y de un timbre de voz parecido a Morrisey que nos evoca a The Smiths: “La ciudad de Chicago tiene una cultura musical muy amplia, también tiene a The Smashing Pumpkins, Wilco,… Yo la escena de los 80 no la viví la verdad, pero escuchaba por entonces la radio y desde entonces era un beatlemaniaco total”, confiesa Sebas al tiempo que nos explica sus influencias sin el miedo o la ocultación de la que hacen gala muchos de los artistas españoles, y que se aprecian en canciones como Better o Afterglow. “En los 90 me impactaron mucho Radiohead, Oasis, Travis, Pulp… desde el punto de vista de la producción y también de las melodías; por aquel entonces en América estaba el grunge en el rollo de Stone Temple Pilots , y no me llamaba mucho la atención. Había otros como los australianos Crowded House, que venían de un ramalazo mcartniano…y es que siempre me ha tirado ese timón de melodía y armonía que los británicos hacen mejor que nadie”.

Le gustan Radiohead o The Beatles, pero huye de su parte más vanguardista; incluso aunque en Home, el corte que abre The Forlorn Hope, practique el famoso muro de sonido de Phil Spector, ese gran denostado y segundo villano tras Yoko Ono. “Claro, no es que lo considere una influencia muy grande, aunque en Home sí quisimos buscar ese sonido de principios de los 60, del Be My Baby de The Ronettes, muy percusivo y con mucha reverb, para meter a mucha gente en el estudio… la idea iba por ahí. No es una gran influencia aunque haya trabajos suyos con George Harrison magníficos o con Lennon en el Imagine sin ir más lejos”. Por lo demás, coincide con la apreciación: “Es que aquellas bandas que citas, antes de experimentar hicieron canciones redondas y estructuradas. Si primero haces álbumes más convencionales luego puedes llegar crecer un poco más, lo mismo que U2, que con Achtung Baby contribuyeron a definir el pop moderno. Me gustaría experimentar más, pero es muy importante ahora una base mainstream para consolidar el proyecto y cuando tenga una masa crítica poder lanzarme”. Lo que viene siendo elaborar un discurso propio, y que me recuerda el caso de Álex Ferreira, el dominicano que vino a Madrid a hacer música indie pero que cuando recuperó sus influencias latinas y las adaptó a su lenguaje, nos dio los mejores momentos de su carrera.

 

En el debate sobre si melodía o letra, desde fuera está claro que lo ven de otra manera a como lo hacemos nosotros, “creo que debe ser un matrimonio perfecto, pero puestos a elegir a punta de pistola, la melodía claro, a lo mejor por el idioma no se me entiende pero tienes que hacer algo que llegue. Quiero conectar con el que está escuchando, no hacer una cosa ensimismada en mí mismo. Cuando escuchas a Thom Yorke o The Divine Comedy, te quedas estupefacto por cómo ofrecen la voz, si no tienes eso, olvídate”.

 

UN DISCO QUE SE FUE GESTANDO POCO A POCO.
La banda se formó en 2010 de la mano de Sebastian Maharg y del mancuniano Mervyn Mcmanus (quien tomó una dirección diferente un par de años atrás), con Sebas afrontando The Forlorn Hope junto a una remodelada banda enfrentándose a la producción y grabación del disco poco a poco. Charlie Bautista apareció para grabar Citizen’s Arrest y Better, y Manuel Cabezalí hizo lo propio para Afterglow y Proof of Live: “. A mí me gustan los discos variados, que haya un par de suites musicales que liguen varias canciones. Queríamos un productor puntual para que aportara cosas nuevas, nos sacara de nuestra zona de confort creando una tormenta de ideas, y llevando tus temas a un territorio al que normalmente no irías. Al estudio debes ir con las ideas muy claras porque el tiempo es oro, pero con ellos aprendí que es mejor dejar un pequeño margen de espontaneidad en algunas cosas, y creo que su labor se nota. Manuel tiene un abanico de registros bastante importante y salta de uno a otro muy bien, con una forma muy metódica de trabajar. Charlie es muy orgánico a la hora de buscar sonidos y se toma su tiempo para sacarle a cada instrumento uno propio”.

 

Una misión suicida, abandona la esperanza… el título del disco tiene una gran carga poética: “Me gusta un nombre poético a una cosa que en verdad fue espeluznante. Wellington en las Guerras Napoleónicas tomaba una avanzadilla de soldados en misión suicida. Eran de clase baja y no tenían mucho que perder. Muchos morían en el intento, pero si sobrevivían eran recompensados. Coincidió con el centenario de la I Guerra Mundial, y me gusta mucho el estudio de la Historia y las guerras, esta era para mí una gran desconocida, y de ahí la estética del disco. Con lo que hemos sufrido para hacerlo y hacia donde podemos llegar en un futuro creo que lo representa muy bien… ha habido una curva de aprendizaje muy grande, es una lección muy grande de paciencia y tenacidad”.

 

Sobre ese futuro, Sebas tiene claro que “solo buscamos subir el siguiente peldaño, poder hacer otro disco, no tardar media década en hacerlo… esperar que haya interés por el proyecto desde el punto de vista de promotoras, que de alguna forma se aprecie la propuesta. Creo que estamos haciendo algo distinto del panorama indie nacional y aquí sí me incluyo porque toda la banda es española y yo soy medio español, aunque nuestra música sea anglosajona como ocurre con los franceses Phoenix, que son internacionales o The Cardigans, Kings of Convenience… yo me incluyo en la misma categoría de ese tipo de proyectos. Buscar un hueco en el indie español e intentar crecer y tener continuidad”.